Un veinte por ciento de la población masculina de Madrid sufre de disfunción eréctil

Menos del 20 por ciento de los varones con problemas de erección consulta con el médico.

426
Más de 453 madrileños sufren de algún tipo de disfunción eréctil.

Más de 453.000 madrileños, en torno a un 20 por ciento de la población masculina adulta, sufre algún grado de disfunción eréctil, la incapacidad permanente o persistente para iniciar o mantener una erección suficiente para permitir mantener una relación sexual satisfactoria.

El doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, Director del Instituto Urológico Madrileño, ha indicado que de los más de 2.260.000 varones censados en Madrid, en torno a un 20 por ciento de la población masculina adulta, 453.000 hombres, sufrirían algún grado de disfunción eréctil.

Según el experto el origen de la disfunción “en un 80 por ciento son problemas médicos, el 20 por ciento causa psicológicas, las más frecuentes son personas con azúcar alto, personas hipertensas, por problemas hormonales -una disminución de la testosterona en sangre-, o un medicamento que esté tomando el paciente y que este interfiriendo con la función sexual. Aparte el tabaquismo, alcohol o sedentarismo”.

La disfunción eréctil es una patología infra diagnosticada e infra tratada ya que “menos del 20 por ciento de los varones con problemas de erección consultan con el médico, es un porcentaje todavía muy bajo, les da vergüenza reconocer ante un médico que tiene un problema de erección” concluye.

“El hombre sufre pérdida de autoestima, perdida de la idea de hombría; desde el punto de vista psicológico es tremendamente dañino para el varón sentirse impotente” ha indicado el doctor Ruiz de la Roja, quien ha precisado que “la pareja puede ayudar convenciéndole para que acuda al médico, para que lo vea como un problema con solución y que esa solución pasa por ir al médico”.

Los especialistas disponen de tratamientos eficaces para la disfunción, adaptados a las particularidades de cada hombre. Según el experto, tras llegar al diagnóstico y corregir hábitos inadecuados “existen tratamientos complementarios para mejorar la erección que pueden ser orales, en forma de comprimidos, de aplicación tópica en forma de crema, en forma de inyección intracavernosa y en los pacientes que no funciona ningún tratamiento médico, la cirugía con colocación de prótesis de pene”.

A partir de los 45/50 años el hombre debe someterse a controles anuales para detectar posibles problemas relacionados con su salud sexual, como la disfunción eréctil. Sólo su médico está capacitado para diagnosticar el problema y tratarlo.

Publicidadbanner-Montakit-750