UGT rechaza el despido colectivo en Ericsson

21
Los trabajadores de Ericsson en Fuenlabrada, ya se han manifestado en varias ocasiones
Publicidadbanner-Montakit-750

Un despido de 350 empleados, de los cuales 60 serían de la delegación de Fuenlabrada.


Este nuevo proceso de despido colectivo presentado por el Grupo ERICSSON en España, ha sido rechazado por UGT, al entender que los despidos, la destrucción masiva del empleo y la precarización laboral es una fórmula injusta con los trabajadores/as, antisocial y que atenta gravemente contra la economía de nuestro país.

Consideran desde el sindicato que este nuevo proceso iniciado por el Grupo ERICSSON, reafirma el fracaso de la extremadamente agresiva Reforma Laboral impuesta por el Gobierno del Partido Popular en el año 2012, abaratando y facilitando el despido a las empresas.

El despido colectivo que se plantea por parte de la compañía, inicialmente de 350 empleados, se basa principalmente en causas económicas, conclusión de proyectos, caída del volumen de instalación y falta de perspectivas de nuevos proyectos, entre otros.

Esto no exime que empresas como ERICSSON, no apuesten por otras fórmulas organizativas y de optimización, como en el ámbito de la formación, rotación y reciclado de los empleados, en otras áreas de negocio como el de redes fijas, IT&Cloud,.., y que permitiría subsanar o disminuir los problemas alegados anteriormente y sin embargo, eligen el despido como única opción, buscando de esta forma un ahorro de costes inmediato, a costa de destruir empleo y renunciando a su vez a mejorar la Calidad del Servicio que se ofrece a los clientes de la compañía.

ERICSSON primer fabricante mundial de redes de telecomunicaciones, es especialmente fuerte en el negocio de las telecomunicaciones móviles en España, donde es el suministrador principal de Telefónica, Orange en España y Yoigo, y el segundo proveedor de Vodafone, prefiere destruir antes que construir y aplicar fórmulas que posibiliten mantener e incluso crear puestos de trabajo de mayor empleabilidad y mejores condiciones laborales y lejos de eso, fomenta la deslocalización del trabajo en centros globales GSC (offshoring) y la externalización de servicios a subcontratas ASPs (outsourcing).

Para lograr ese objetivo, UGT considera imprescindible la apuesta de ERICSSON por un modelo que conlleve inversión, innovación, crecimiento, empleo de calidad y que se elabore un plan de viabilidad con el objetivo de planificar, evaluar y controlar todos estos aspectos y de esta manera poner fin a la destrucción y precarización del empleo que nos presenta año tras año y ERE tras ERE tal y como ha venido demostrando estos últimos años, han asegurado los responsables del sindicato.

Nueva gasolinera en Fuenlabrada
Compartir