“Están utilizando coches particulares sin licencia para repartir la prensa”

Imagen de coches particulares sin licencia repartiendo prensa

Sigue el conflicto entre los repartidores autónomos de prensa de Madrid y la distribuidora Dima (Boyacá). No hay acuerdo entre las dos posiciones y según los repartidores “están utilizando coches particulares sin licencia para repartir la prensa”.

Desde el pasado viernes, los repartidores de prensa están de huelga y los kioskos no pudieron realizar el servicio habitual de dispensar los diferentes artículos que sirven habitualmente  los repartidores autónomos de prensa.

Según la empresa (Boyacá), la huelga es totalmente injustificada y sin previo aviso impidiendo el reparto de la prensa y publicaciones, siendo el objetivo coaccionar de cara a la obtención de condiciones privilegiadas en la nueva relación contractual que pretenden imponer.

Por su parte, hoy, los repartidores autónomos de prensa han sacado un comunicado pidiendo que “la empresa reconsidere su posición dictatorial y vuelva a la negociación del número de personas despedidas”.

Además en dicho comunicado indican que “después de un año intentando negociar las condiciones de más de 240 familias, que llevan trabajando más de 30 años repartiendo los diferentes diarios y revistas escritas, la empresa DIMA(Boyacá) limita la negociación a la salida de 130 personas , más del 50% de la plantilla. Así las condiciones de los trabajadores que se quedaran serían de 150 euros al día, sin asegurarnos los días de trabajo ni el futuro.”

Por lo indicado, los repartidores señalan que “descontando los gastos nos quedaría un sueldo que no llegaría a los 1.000 euros, asumiendo jornadas nocturnas y festivos además de todos los imprevistos de un vehículo que ronda los 35.000 euros y su uso en la vía pública a diario.”

Insisten que la situación se mantiene en huelga y que la empresa no quiere negociar indicando la baja de 130 personas. Además indican que están contratando a coches particulares pagándoles 60 euros.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí