Villa fue el salvador en medio de la pachanga

España solventó el último amistoso antes del comienzo del Mundial venciendo 2-0 ante el Salvador. Fue un partido sin historia en el que Villa pudo marcar más, y eso que salió en la segunda parte. Buenos minutos de Diego Costa y Juanfran, que fueron titulares. Ahora, Brasil espera.

08/06/2014 | Sergio Martínez | Fn.

Se acabaron las pachangas para España. Tras la victoria 2-0 ante El Salvador, todos los partidos serán a vida o muerte y necesitarán de toda la intensidad y habilidad de un conjunto impresionante. En Washington terminó la fase de “preparación”. Ahora comienza la fase de la gloria o la nada.

Ante El Salvador pudimos ver lo que se esperaba, a España dominando ampliamente ante un equipo muy inferior en todo. Lo que no se vio tanto fueron los goles, que pudieron llegar mucho antes. A los cinco minutos, la Roja podía ir ganando ya por un penalti sobre Diego Costa que no existía. Fábregas lo mandó muy alto, quizá por justicia, quizá porque salió así de mal por naturaleza.

Hablemos de Diego Costa. Ahora sí, parece recuperado de su lesión. Al conocer que sería titular, muchos temían que se tuviera que retirar de nuevo a los diez minutos por tercera vez en un mes. No fue así, y tuvo unos buenos minutos que no pudo culminar con gol. Como sus compañeros, a los que le costaba un mundo mandar el balón a la red. Juanfran, por cierto, también rindió bien y sin molestias.

El cambio a mejor se produjo con la entrada de Villa, Silva y Cazorla. El delantero volvió a demostrar por qué es el máximo goleador de la Roja haciendo el primero en una jugada de córner. El balón era para Diego Costa, que ya esperaba marcar su primer gol con España, hasta que Villa se adelantó y se llevó el gato al agua. Punto para el asturiano y Costa tendrá que esperar al Mundial. Esperemos que ahí se hinche a marcar.

El segundo gol de Villa, al final del partido, no tuvo que subir al marcador al realizar el control con la mano. El árbitro volvió a fallar y, esta vez, quien no falló fue el Guaje. Antes la había tenido Busquets, pero tampoco fue capaz. Ayer, era el día de Villa. Quién sabe si será también su Mundial, en su última competición con la selección. Sería el broche a una trayectoria inmaculada, antes de poner rumbo a Melbourne.

banner-Montakit-750

Noticias Relacionadas

Iniciar comentario