Un Pau Gasol de récord calla la boca a Shaquille O’Neal y los Bulls siguen aspirando a todo

57
Pau Gasol en una imagen frente a los New York Knicks a principio de esta temporada | Foto: Adam Hunger|USA TODAY Sports

10/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

A sus 34 años de edad, Pau Gasol sigue callando algunas bocas. Incluso alguna tan grande como la de uno de los mejores pívots de la historia de la NBA como es Shaquille O´Neal. Sus Bulls además siguen camino del título.

En la noche de ayer Pau Gasol consiguió su 51º doble-doble de la temporada (52º si contamos el del All Star) frente a los Heat tras remontar 19 puntos. Se convirtió así en el más longevo en liderar esta clasificación al final de una temporada regular desde que un tal Pat Ewing lo hiciera también a los 34 en la temporada 96-97, hace ya casi 20 años.

Con 51 dobles-dobles esta temporada en 75 partidos, se ha impuesto, pase lo que pase, a otros feroces pívots como Demarcus Cousins de los Kings (47), Andre Drummond de los Pistons (45), DeAndre Jordan de los Clippers (44) o Nikola Vucevic de los Magic (43). Todos ellos de características más próximas a lo que se entiende como un “5” puro.

El de Sant Boi siempre ha sido más de hablar en la cancha con su juego que fuera con declaraciones estridentes de esas que generan titulares. Ha sido así como ha tapado la boca de Shaquille O´Neal, que antes del comienzo de la temporada de Pau con los Bulls dijo de él que estaba “viejo y acabado”.

La mejoría del mayor de los Gasol, que promedia este año 18,4 puntos y 11,8 rebotes parece estar ligada al cambio de aires que decidió tomar para esta campaña. El cambio de una Conferencia Oeste, en la que existe una competencia atroz por entrar en los playoffs, a la Conferencia Este parece haber favorecido algo a la mejoría en las cifras de esta campaña. También lo ha sido seguro el cambiar de un equipo como Lakers, totalmente fracturado y en el que ya no se sentía fundamental, a una franquicia con un proyecto más ambicioso como era la de los Bulls de su ídolo Michael Jordan.

La nueva dinámica de juego y el rol clave que su entrenador Tom Thibodeau le ha otorgado a Pau en estos Bulls le ha sentado bien al español. También el hecho de compartir vestuario con un jugador ambicioso y discreto como Derrick Rose, que Pau consideraba clave en el proyecto para conseguir el anillo. Otros europeos como Joakim Noah y el español Nikola Mirotic también han contribuido a crear un ambiente idóneo para el español.

A punto de terminar la temporada, los Bulls se encuentran terceros en la Conferencia Este con medio partido de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores, los Toronto Raptors, y un partido sobre el equipo de la capital, los Washington Wizards. Los principales rivales para conseguir el título en el este parecen ser Atlanta Hawks y los Cavaliers de Lebron James, que pese a un difícil inicio están terminando la temporada al ritmo que impone Lebron.

Más tarde, ante la posibilidad de un hipotético título en el este, estará otra pelea por el anillo en la que se enfrentarían a uno de los equipos del oeste, en el que se vive una lucha encarnizada por los playoffs. Los Warriors de Stephen Curry parecen lanzados a por el título pero seguro que también darán guerra, como cada año, equipos como los Grizzlies del menor de los Gasol y otros como los Spurs de San Antonio, candidatos cada año.

El mayor de los Gasol ha declarado que les falta algo de “regularidad y consistencia” en estos momentos finales de la temporada regular donde se están dejando la ventaja que tenían en algunos partidos a priori fáciles.

Habrá que ver qué versión del recientemente recuperado Derrick Rose vemos en playoffs y de la sorpresa de esta temporada en el equipo de Illinois, Jimmy Butler, que arrastra también algunas lesiones en los últimos tiempos. Si el equipo llega físicamente bien a playoffs, los Bulls son un candidato muy serio a conseguir el título de conferencia y veremos si también el título de campeón.

Publicidadbanner-Montakit-750