Sigue creciendo la venta de coches de segunda mano

Según el IEA (Instituto de Estudios de la Automoción) la venta de coches usados aumentó en España un 17,3% en 2016 con respecto a 2015.

1020
Audi A3 de segunda mano de Automóbiles Alhambra

Lo cierto es que en la actualidad, cada vez más personas apuestan por comprar coches de segunda mano para adquirir un vehículo que les permita desplazarse de un lugar a otro a bajo coste. Los coches usados siempre han tenido la fama de tener mayor probabilidad de roturas o averías, sin embargo las condiciones de estos actualmente son mucho mejores que las de hace algunas décadas.

Además, gracias a Internet ahora es mucho más fácil encontrar ofertas de coches segunda mano. Existen una gran cantidad de páginas web especializadas en la venta de coches en Madrid, como la que puedes consultar aquí.

Encontrar un coche de segundo mano es muy sencillo, y parece una opción más que válida si tenemos en cuenta el notable aumento de los coches eléctricos en los últimos años. Está claro que un coche de segunda mano no ofrece las mismas prestaciones que un coche recién salido de fábrica, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos los primeros ofrecen excelentes resultados a los usuarios.

Elige bien el tipo de coche

Según los datos publicados por la Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios), en el año 2016, el precio medio del vehículo usado en España fue de 11.179 euros. Una cantidad que no parece muy alta, si tenemos en cuenta los precios generales de los vehículos nuevos en el mercado.

Hay que elegir bien el tipo de coche que se va a comprar, y para ello es necesario tener claro qué tipo de uso se le va a dar. La marca, el modelo o la tecnología que incorpora el vehículo son también algunos de los factores a tener en cuenta para realizar la compra.

No es lo mismo darle un uso profesional al coche (trabajo, largos desplazamientos…) que un uso particular (salidas de ocio, viajes de fin de semana…), ya que si se le va a dar el primer uso, quizás sea mejor adquirir un vehículo recién salido de fábrica.

Analiza las ofertas del mercado

A no ser que esté decidido el tipo de coche que se necesita, antes de elegir entre los coches de segunda mano disponibles en el mercado es recomendable echar un vistazo por algunas páginas de Internet.

En ellas hay disponibles una gran cantidad de ofertas de coches de ocasión en Madrid, como las que ofrece Automóviles Alhambra.

Aunque se tengan claras las necesidades que se van a cubrir con el vehículo, siempre es recomendable consultar en Internet entre las diferentes marcas y modelos disponibles en la amplia oferta existente. De esta forma, se obtiene una gran cantidad de información sobre los vehículos y se puede aclarar cualquier tipo de duda relacionada con estos.

Revisa el estado del vehículo

Una vez elegido el vehículo, llega el momento de revisar y valorar el estado en el que este se encuentra. En este sentido, hay que valorar factores como la edad del vehículo, el número de kilómetros recorridos y las prestaciones que este incorpora, ya que no es lo mismo un coche de segunda mano del año 2000, que un coche de segunda mano del año 1979.

En esta etapa de revisión del vehículo es básico hablar con el dueño anterior del mismo, para preguntarle cualquier tipo de duda y comprobar que todo funciona correctamente (elevalunas, intermitentes, luces de freno, aire acondicionado, limpiaparabrisas…). Además, hay que asegurarse de que el coche no tiene ningún tipo de rasguño o abolladura, ya que sino este vería depreciado su precio.

Consulta a un experto

Si eres amante de los coches o mecánico, probablemente tendrás ya claro qué tipo de vehículo de segunda mano vas a comprar. Sin embargo, la mayoría de las personas apenas tienen conocimientos sobre los automóviles, por lo que muchas veces se recomienda contactar con un experto para que este valore el coche.

Nunca hay que dejarse llevar por las apariencias de la carrocería del coche o por algún detalle que resalte sobre los demás, lo importante es el buen estado del vehículo. Por eso, la mejor opción es pedir permiso al dueño del coche de segunda mano para llevarlo a un taller de confianza, para que los mecánicos lo analicen y establezcan si merece la pena comprarlo.

Publicidadbanner-Montakit-750

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí