El sector de las fragancias en pleno crecimiento en 2017

13
Análisis sobre el crecimiento del sector de perfumes y cosméticos
Publicidadbanner-Montakit-750

En 2016 el sector de la cosmética y la perfumería creció un 1,5%  con respecto al año anterior. Las ventas alcanzaron los 6.450 millones de euros durante este periodo. Unos datos que evidencian la mejora en el sector tras unos años difíciles. En 2009 el negocio de los perfumes cayó un 7%, de hecho fue el peor año de todos durante la crisis.

Ahora, sin embargo, la industria está aflorando y así lo muestran los datos. Dentro de este sector hay subsectores que han crecido de forma más importante y otros en cambio de forma menor, esto explica también los cambios de tendencia dentro de la industria. En este sentido el segmento de los perfumes de alta gama creció un 5% el año pasado. Así pues las marcas de perfumes lideraron parte del crecimiento.

2016 fue el año en el que el consumo de perfumes y cosméticos se consolidó tras unas pérdidas importantes y el comienzo de una recuperación costosa. Los cinco subsectores que engloba esta industria: perfumes y fragancias, cosmética de color, cuidado de la piel, cuidado del cabello e higiene personal, han tenido un resultado positivo. Ha crecido sobre todo el subsector de la cosmética decorativa, con  un 8% más de ventas que el año anterior, y el de los perfumes y las fragancias, con un 4% en total para este subsector.

Las ventas de este último grupo alcanzaron los 1.245 millones de euros y más de 68 millones de unidades vendidas. En total supone unos 5 millones de unidades más que en 2015, todo un logro. Como señalábamos en la introducción del artículo gran parte de este crecimiento se ha debido al aumento producido en el ámbito de los perfumes de lujo, que han aumentado en un 5%, cosa que demuestra que el consumidor sigue apostando por los productos de alta gama. Por lo que hace al género, los perfumes femeninos crecieron un 5% y los masculinos un 3%.

La venta de productos para cuidar la piel también aumentó, así como el de la cosmética de color, cosa que hace pensar que las nuevas redes sociales están influenciando a este sector. A pesar de los datos positivos hay algunos subsectores que aún no han alcanzado la recuperación deseada.

Se trata de la industria del cuidado del cabello. La venta de productos para el cuidado del cabello ha cerrado el año en número positivos, pero solo ha aumentado un 0,62% respecto al año anterior, lo que supone que el ascenso se detiene.

Y por último, los productos para el afeitado han visto caer sus ventas un 2,5%. Lo que explica esto es sobre todo el auge de la barba, una moda que ha puesto en entredicho el uso de máquinas de afeitar o todo tipo de productos relacionados con el afeitado. Este es un ejemplo de cómo no solo la economía marca el sector sino también, y de forma muy importante, lo hacen la moda y las tendencias. Se pueden encontrar otros ejemplos en otros subsectores dentro de la industria.

Nueva gasolinera en Fuenlabrada
Compartir