Se sigue profundizando en los efectos positivos del consumo de marihuana medicinal

Lo último acerca de las ventajas de la marihuana medicinal o cannabis y dónde poder comprar semillas medicinales para cultivar en tu propia casa.

1239
Cultivo de marihuana medicinal

Existen muchos estudios en la actualidad, disponibles en revistas científicas, que avalan las propiedades medicinales y los múltiples beneficios para ciertas personas que puede proporcionar la marihuana, siempre que sea consumida con responsabilidad.

A continuación, mostramos algunos de los efectos positivos que puede aportar a muchas personas que sufren determinadas enfermedades. Por supuesto, antes de tomar marihuana para obtener efectos beneficiosos sobre alguna enfermedad, es necesario consultar con un médico especializado, ya que, por ejemplo, el consumo de marihuana puede estar contraindicada si se consumen ciertas medicinas. En houseplant puedes encontrar más información más detallada sobre todos estos aspectos.

Efectos positivos del consumo medicinal de la marihuana

La marihuana o cannabis reduce las náuseas y los vómitos en los pacientes que están recibiendo quimioterapia.

Induce el apetito, por lo que es muy recomendable en personas que padecen algunos tipos de trastornos alimentarios, como la anorexia o la bulimia. También se puede emplear con este fin en los pacientes que siguen un tratamiento con quimioterapia, pues uno de los efectos secundarios en la pérdida de apetito y en pacientes con VIH o sida. En estos pacientes, además de aumentar el apetito, ayuda a reducir las náuseas, a aliviar el dolor y a mejorar su sueño.

Se puede utilizar para tratar las migrañas, ya que previene y alivia los dolores intensos de cabeza.

También es muy beneficioso en pacientes que padecen depresión, pues ayuda a tratar los síntomas que padecen. También en los pacientes con TDAH, trastorno por déficit de atención e Hiperactividad, se han visto beneficios en el tratamiento de algunos de los síntomas que padecen, como la ansiedad, los cambios de humor, el insomnio, la irritabilidad y el estado de ánimo deprimido. Parece ser que estos beneficios se producen gracias a que la marihuana aumenta los niveles de dopamina en el cerebro.

Ayuda a retrasar el crecimiento de tumores y de metástasis en los pacientes que padecen cáncer.

También se suele emplear para prevenir y reducir dolores en diversas enfermedades, en personas que padecen fibromialgia, en la esclerosis múltiple, para reducir los dolores de la menstruación, en personas que sufren la enfermedad de Crohn y en muchas enfermedades crónicas.

Otro beneficio es que actúa en la prevención de la enfermedad de Alzheimer, ya que evita la muerte neuronal.

También se utiliza para tratar y prevenir el glaucoma, puesto que ayuda a que la presión intraocular baje. Además, al contrario que otros medicamentos, la marihuana no pierde efectividad con el paso del tiempo.

En el tratamiento de la diabetes también se han visto efectos muy positivos.

Como se puede comprobar, la marihuana tiene una gran cantidad de efectos beneficiosos para la salud del organismo y para el tratamiento y prevención de ciertas enfermedades y todavía se siguen estudiando y haciendo pruebas para comprobar estos y otros efectos que produce a nivel médico y que se están descubriendo en la actualidad.

Cultivar marihuana en casa

Como hemos visto, la marihuana tiene múltiples beneficios, por ello, una buena opción sería comprarla y cultivarla en casa, para tenerla a mano cuando se necesite. Todo lo que se necesita se puede encontrar en muchos lugares, como en Grow barato Madrid. Aquí se pueden comprar abonos y todo lo necesario para conseguir una cosecha de calidad.

La marihuana se puede cultivar de dos maneras, en exterior y en interior, aunque si se opta por tenerla en el interior, la planta deberá recibir luz, por lo que se suelen poner unas bombillas especiales.

El primer paso para el cultivo de la marihuana es que las semillas germinen. Para que germinen, se debe poner un papel de cocina húmedo en un tupper y se colocan encima las semillas, poner otro papel húmedo encima y cerrar el recipiente. En uno o dos días empezarán a abrirse las semillas y entonces se deberán pasar a una maceta pequeña. Cuando se hayan creado unas raíces sólidas y la planta haya crecido algo, es cuando han germinado, se pasará a otra maceta más grande.

Durante el mes siguiente, para que la planta tenga un crecimiento óptimo, se le empezará a echar al agua fertilizantes específicos para el crecimiento. El siguiente paso es pasar la planta a una maceta de floración y además, en este periodo se debe añadir un estimulador de la floración, para que empiecen a florecer en el menor tiempo posible.

En unos pocos días, la planta crecerá bastante, estará en la fase de pre-floración. Después pasará a la fase de floración, que se caracteriza porque en el centro se empezarán a formar cúmulos de pelos blancos. Cuando la planta haya crecido lo suficiente, se deben lavar las raíces, para que queden limpias de fertilizantes, y por último, se corta y se pone a secar la marihuana.

Publicidadbanner-Montakit-750
Compartir