Sanidad premia a 175 niños por su conciencia sobre el tabaquismo

Cerca de 800 estudiantes de 12 y 13 años han participado este año en el programa para prevenir el consumo de tabaco en la Comunidad de Madrid.

Uno de los colegios galardonados con los premios "Clase sin Humo"

El director general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Juan Martínez, ha presidido hoy en el Hospital Universitario Santa Cristina el acto de entrega de la XIV edición de los premios ‘Clase Sin Humo’, en los que se han distinguido a 175 alumnos de 12 y 13 años de tres centros educativos de la región por sus dibujos y eslóganes para prevenir el inicio de consumo de tabaco.

El programa Clase Sin Humo, que organiza la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, ha contado en este curso escolar con la participación de 786 alumnos de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Desde su puesta en marcha, en 2004, un total de 21.387 estudiantes madrileños de la ESO han participado en el programa, contribuyendo al descenso de la prevalencia del consumo de tabaco en adolescentes

Los premios distinguen los trabajos de los estudiantes de primero y segundo de la ESO. El primer premio de 1º de la ESO ha correspondido al Colegio Lope de Vega, en Alcalá de Henares, y el primer premio de 2º de la ESO ha recaído en el Colegio Ramón y Cajal, en Madrid.

Los segundos premios han recaído en 1º de la ESO del Colegio Lope de Vega y 2º de la ESO en alumnos del Colegio Ramón y Cajal. Y por último, el tercer galardón se ha entregado a los alumnos de 1º de la ESO del Colegio Nuestra Señora de las Niveles, de Madrid, y a los estudiantes de 2º de la ESO del Colegio Lope de Vega.

Cada participante de ‘Clase Sin Humo’ es un aula completa en la que el profesor y el alumnado se comprometen a no fumar durante seis meses y a realizar talleres preventivos. Una vez cumplido estos objetivos, la actividad concluye con la elaboración de dibujos y eslóganes contra el tabaco.

El consumo del tabaco en la Comunidad de Madrid presenta una tendencia descendente en los últimos 20 años con una disminución del 32,9 % entre 1995 y 2017 en población adulta.

Con respecto a la población adolescente, según el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo asociados a Enfermedades No Transmisibles juvenil (SIVFRENT-J) se observa igualmente una disminución importante en el consumo diario desde 1996. En 2017, el 7,7 % de los jóvenes declaró fumar diariamente frente al 27,3 % que consumía tabaco en 1996.

Hasta el año 2000 la prevalencia en chicos, que se situaba en cifras superiores a 20 %, disminuye hasta el 7,5 % en 2017. En mujeres el descenso es aún mayor pasando de cifras de fumadoras diarias superiores a 30 % en 1996/97 a la cifra actual de 7,8 %.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí