Cómo saber si estás listo para emprender

1223

Emprender se ha vuelto tendencia durante los últimos años, pues supone muchas ventajas y libertades atractivas para cualquier persona con espíritu de creación.

Sin embargo, tal y como lo indican en Gananci, tomar la decisión de emprender requiere de calma. Por eso, acá te traemos una serie de claves para saber si ya estás listo para comenzar tu propio negocio.

1. Estás emprendiendo por las razones correctas

Uno de los principales errores que cometen muchas personas cuando deciden emprender es hacerlo por motivos incorrectos.

¿A qué nos referimos con esto? Pues, en muchas ocasiones, hay quienes se plantean la idea del emprendimiento porque tienen algún problema en su trabajo, por ejemplo.

Sin embargo, estar incómodo en el lugar en el que trabajes no siempre será una razón suficiente para emprender.

Adentrarse a este mundo requiere de más que eso. Se necesita motivación, una buena idea y mucha dedicación.

Por eso, plantéate por qué realmente quieres emprender y sigue leyendo para conocer las otras señales de que estás listo para esto.

2. Tienes una buena idea desarrollada

El primer paso para adentrarse en tu emprendimiento es, evidentemente, tener una buena idea.

Pero no basta con una idea o noción básica sobre lo que quieres hacer. De hecho, debes concretar una idea bastante precisa sobre el negocio que quieres crear.

No es lo mismo decir que tu emprendimiento será una revista digital, por ejemplo, que afirmar que será una revista digital sobre música y cultura en Latinoamérica.

En este aspecto, debes explotar totalmente tu creatividad y no dejar ninguna posible idea a un lado. Esto te ayudará en el siguiente paso.

3. Hiciste un plan de negocios

Si bien una buena idea es el inicio de tu emprendimiento, no podrás arrancar con él si no has hecho un plan de negocios.

Un plan de negocios, aunque pueda sonar complicado, no es más que una guía en la que especificas cada uno de los detalles de tu negocio. En él, establecerás desde la misión y visión de tu negocio hasta los costos de producción.

Son muchos más los detalles que debes incluir en este paso y puedes conocer en esta guía sobre cómo crear un plan de negocios.

4. Has creado un equipo

Son muy pocas las clases de negocio en las que sólo requieres de ti mismo para desarrollarlo. Para hacerlo, necesitas un equipo de confianza y en el que encuentres personas que aporten beneficiosamente en tu emprendimiento.

Tener un equipo de trabajo es fundamental para poder construir tu negocio desde cero. Debes aceptar que siempre necesitarás ayuda y es importante poder delegar tareas. Además, tener en tu equipo a gente talentosa y valiosa traerá mucho más éxito.

5. Eres disciplinado

Una de las razones por las que más personas deciden emprender un negocio es por la independencia que esto supone. Es asombroso, por supuesto, no estar atado a superiores y poder moverte a tu propio ritmo.

Sin embargo, esto implica un gran reto de responsabilidad y disciplina. Levantar un negocio y desarrollarlo con éxito no es una tarea fácil. Necesitas trabajar mucho y ser constante, sin excepción alguna.

6. Estás dispuesto a hacer sacrificios

Siguiendo la idea anterior y considerando el estilo de vida que implica emprender, debes estar abierto a los sacrificios que podrías tener que hacer.

Emprender significa cambiar tu rutina, más horas de trabajo y prestarle el 100% de tu atención al proyecto.

Si estás dispuesto a asumir esto, especialmente durante la fase inicial de tu negocio, seguramente podrás con todo.

7. Entiendes la importancia del marketing

Dejar el marketing a un lado, aunque es muy común, es un gran error que muchos emprendedores suelen cometer en sus inicios.

Dentro de los aspectos más importantes para el éxito de un negocio está, de hecho, una buena estrategia de marketing. Esta te permitirá promocionar tu negocio, llegarle a tu público meta y aumentar tus ganancias.

Además, el marketing también te permitirá determinar de una forma más precisa cómo es tu cliente ideal y cuál es la mejor forma para atraerlo.

8. Puedes aceptar errores

Nada en este mundo es perfecto, mucho menos el primer intento de levantar tu negocio. Siempre habrá errores, pequeñas fallas y detalles que reconocerás a medida que vayas avanzando.

En este sentido, lo correcto es aceptar estos errores y hacer modificaciones donde tengas que hacerlas. Cuando de emprendimiento se trata, sólo la experiencia y las pruebas que realices te dirán qué funciona realmente. No temas cambiar lo que en un principio planteaste, muchas veces será necesario.

Edith Gómez
Editora – gananci.com

Publicidadbanner-Montakit-750
Compartir

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí