Populemos

146
Logo oficial del Partido Podemos

Efectivamente, Podemos es un movimiento populista, no concebimos la política sin la gente.  Según la definición que nos ofrece la Real Academia Española de la lengua, el adjetivo populista viene a significar “perteneciente o relativo al pueblo”.

Jesús Marín Carrero, redactor de contenidos de Podemos
Jesús Marín Carrero, redactor de contenidos de Podemos

Creemos que es imposible arreglar los problemas que afectan a la sociedad de una manera eficaz sin conocer de primera mano lo que afecta a la vida diaria de nuestros vecinos. Por ello, el tremendo trabajo que hacemos, con mayor o menor fortuna, es el de acercar todas nuestras actividades a la gente de Fuenlabrada, haciendo que toda la información sea pública. Hacemos la política de la plaza, no la de los despachos. Hacemos la política de la gente pero sin darles la espalda.

No tenemos formulas mágicas, solo podemos ofrecer un trabajo sincero y el esfuerzo digno de todo ciudadano. Sabemos que todo se puede hacer de otra manera, y eso es lo que poco a poco estamos consiguiendo a través del compromiso de toda la gente. La divulgación de la política es algo necesario para la salud de nuestra democracia. Como bien diría el gran Carl Sagan, una de las figuras más reconocidas de la astrofísica en el siglo XX por la divulgación científica, todo nuestro trabajo se debe al esfuerzo y a los medios de la gente, por lo que nos corresponde a nosotros hacerles llegar los progresos de una forma comprensible sin faltar nunca a la verdad.

De todos aquellos que se dicen representantes de los vecinos de Fuenlabrada o representantes de España, ¿cuántos han tenido que esperar ese autobus que no llega en Parque Miraflores? Lo verdaderamente grave no es esto precisamente, sino el intentar boicotear uno de los proyectos con mayor repercusión ciudadana de la última época a través de difamaciones, cuando lo fácil sería colaborar con los propios ciudadanos para mejorar el país.

La solución que se nos ha propuesto siempre ha sido la misma: esfuerzo. El problema es que el esfuerzo siempre viene del mismo lado y no tiene un beneficio social. Los servicios públicos que tanto tiempo, dinero y trabajo nos han costado se despedazan para dar paso a que los amigos de la poltrona se queden con lo de todos, en un claro ejemplo del nepotismo desilustrado. No hay nada mejor para un liberal que la socialización de las pérdidas mientras el beneficio se mantiene en manos privadas.

Entiendo que seamos molestos y peligrosos al no tener banqueros a los que beneficiar, ni puestos de administración en las grandes empresas del país a los que optar. La mayor parte de Podemos solo somos vecinos de Fuenlabrada que estamos hartos de que se tomen las decisiones que afectan a nuestras vidas sin nuestro apoyo, consentimiento o tan siquiera con nuestra consulta. Un Estado democrático debe dar cabida a todas las corrientes y opiniones que surjan, siempre dentro de un marco común de respeto y convivencia. La oportunidad de salir a una asamblea a exponer una opinión abiertamente contraria y que ésta sea recibida con todo respeto, contrasta abiertamente con el mandato de un líder, un dictador o con la de un presidente que no respeta la voluntad del pueblo que lo eligió faltando deliveradamente a sus palabras y propuestas.

La solución a los problemas reales de la gente solo puede llegar con el apoyo de todos, con debates, opiniones contrarias y medidas que beneficien a todos. Aunque hayan tratado de taparlo, cada persona tiene voz y voto, y es hora de tomar conciencia de ello.

Jesús Marín Carrero, Redactor de contenidos en PODEMOS Fuenlabrada.

Publicidadbanner-Montakit-750

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí