Parla contra la violencia de género desde el teatro

El proyecto se realiza en el último trimestre del año para unos 400 estudiantes de 4º de la ESO de siete centros de Secundaria de la ciudad.

Público asistente al proyecto teatro de Parla

Los jóvenes estudiantes de 4º de la ESO de siete centros educativos de Secundaria de Parla participan este último trimestre del año en una iniciativa que la Concejalía de Igualdad realiza con el objetivo de trabajar desde la adolescencia, en la educación y prevención de la violencia de género a través de herramientas escénicas y terapéuticas.

El programa va a llegar a 400 chicos y chicas de 15 y 16 años de cinco institutos y dos colegios concertados del municipio. Se trata de los IES Manuel Elkin Patarroyo, Las Américas, Nicolás Copérnico, Narcís Monturiol y Humanejos y los colegios concertados Aquila y Torrente Ballester. Son sus alumnos de 4º de Secundaria los destinatarios de este proyecto de psicoescena.

En un primera fase de dos horas de duración, los estudiantes contemplan una serie de escenas de teatro protagonizadas por una pareja de adolescentes. A través de esta escenografía, los jóvenes espectadores ven cómo se abordan aspectos como la perspectiva del amor idílico, la creencia del “príncipe azul” o los mitos del “amor romántico”.

En la misma línea, a través de la representación teatral, se trabajan aspectos como el control de la pareja a través de las nuevas tecnologías, desde whatsaap a redes sociales; los roles de cada miembro de la pareja, el machismo, los celos o las diferentes etapas de una pareja también se exponen en las escenas teatrales.

Las sesiones están conducidas por una terapeuta que acompaña a los actores. Y se dirigen a grupos de aproximadamente 30 alumnos para mejorar el resultado. Sobre todo de la segunda fase, que tiene una duración de una hora, y tiene como fin una intervención psicoeducativa.

Celos, control, falta de confianza, baja autoestima, son sólo algunas de las conductas y sentimientos que, ya sin los personajes, los jóvenes pueden manifestar, ya sea a través de su opinión o de su propia visión si se sienten identificados.

Y es que la metodología sirve para que, aunque los participantes no hayan pasado por una experiencia personal similar a la de la función, puedan experimentar determinadas actitudes gracias a que se recrean situaciones que fomentan la reflexión e intervención del grupo.

El proyecto está financiado por la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid en el marco del Convenio suscrito por la Concejalía de Igualdad con esta entidad para 2018 (Programa de Asistencia integral y multidisciplinar a las víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas. Actuaciones de prevención y sensibilización).

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí