Metro estrena un nuevo sistema de gestión inteligente de la ventilación en estaciones

465
Nuevo sistema de ventilación inteligente en el Metro de Madrid
Publicidad

Con este sistema, que ha supuesto una inversión de 1,14 millones de euros, se conseguirá minimizar el coste energético hasta en un 25 % y reducir la emisión de CO2 en 93 toneladas al año

Madrid.- La Comunidad ha informado de la puesta en marcha de un nuevo sistema de gestión inteligente de ventilación que va a permitir garantizar las condiciones deseadas de confort y salubridad de los usuarios de la red de Metro, minimizando, además, el coste energético.

Esta iniciativa, que ha supuesto una inversión de 1,14 millones de euros, ha sido presentada hoy por la consejera en funciones de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo en la estación de Pinar de Chamartín, donde está instalado este Gestor Inteligente de Ventilación (GIV).

Rosalía Gonzalo, consejera en funciones de transportes de la Comunidad de Madrid

El GIV es un sistema de inteligencia artificial que implementa un algoritmo adaptativo y que permite controlar de forma individualizada cada ventilador, teniendo en cuenta diversos criterios y variables, como las características técnicas de los trenes que circulan por la red, el número de viajeros, la temperatura del aire o las tarifas eléctricas.

El objetivo es lograr la programación óptima de los ventiladores actualizándola cada ocho horas a partir de datos, tanto predichos como reales, que se van adaptando dinámicamente. De esta manera se consigue la mejor solución de equilibrio entre el máximo confort y el menor coste.

Desde primeros del mes de noviembre, este sistema se encuentra funcionando en modo dinámico, permitiendo controlar la totalidad de la instalación de ventilación de la red de explotación de Metro de Madrid, formada por 891 ventiladores ubicados en 629 pozos.

Las ventajas del nuevo modelo

El nuevo modelo de gestión de la ventilación permite optimizar el funcionamiento de los equipos de ventilación, permitiendo una mejor monitorización y control remoto del sistema, además de automatizar los procesos y facilitar su mantenimiento. De cara al viajero, mejora el confort reduciendo el consumo energético entre un 15 y un 25 %.

El ahorro energético obtenido es significativo, dado que las instalaciones de ventilación pueden llegar a suponer el 40 % del consumo energético de las estaciones, permitiendo reducir la emisión de CO2 en 93 toneladas al año.

Metro de Madrid, en su compromiso constante con la mejora de sus instalaciones, ha hecho esta apuesta por la mejora de su modelo de gestión de la ventilación como un elemento fundamental para la seguridad, salubridad y confort de los viajeros.

Esta iniciativa se suma a otras que ha implantado Metro para favorecer el ahorro energético, como la optimización del modelo de propulsión del material móvil, que optimiza el consumo energético, o la sustitución de la iluminación en las estaciones y en el material móvil por lámparas de tecnología LED.

Son parte de las 12 medidas que se incluyen en el Plan de Ahorro Energético y que se articulan en torno a tres ámbitos distintos: la tracción del material móvil; la iluminación, en la que se han sustituido todas las luminarias tanto de estaciones como de trenes por tecnología LED; y el confort, en el que se incluye la ventilación.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí