Medidas posibles para disminuir el hambre, las epidemias y las guerras en el mundo, X

454
Las guerras son la principal causa del hambre en el mundo

Yo, yo no soy mejor que usted, ni soy más sabio que usted, ni mejor persona que usted. Quizás, tampoco peor que usted. Pero creo que es absolutamente necesario para la humanidad y la Humanidad, para usted y para mí, para los demás, plantearse estos problemas y estas cuestiones, entre otras, que entre todos, quizás, podamos ver con más racionalidad y sosiego y prudencia y saber auténtico, indicar algo, sobre estos problemas, el hambre, las guerras, las epidemias de todo tipo.

Porque hoy vivimos en un mundo, que el ser humano tiene la capacidad de autoextinguirse, esta es la realidad, vista sin dramatismos, sin tragedias, pero hoy, hoy el ser humano puede extinguirse a si mismo como especie. Por lo cual, este peligro real y potencial, posible y diario, debe llevarnos a un uso más moderado y sosegado y prudente y verídico y verdadero y bondadoso, de las opiniones e ideas y sugerencias y conceptos, y de los actos-hábitos-costumbres. Mejor uso de nuestro ser y de nuestro ser en el estar de la vida diaria y rutinaria. Cada uno según sus responsabilidades, personales y sociales.

– Negarse, como la mayoría de la intelectualidad, escritores, artistas, pensadores, filósofos, científicos sociales, a analizar los cuatro jinetes del Apocalipsis, entre otros, el fenómeno de la guerra. No intentar analizar esta realidad y fenómenos tan complejos, creo que lleva a no ser consciente, que multitud de especialistas y saberes y actividades humanas, no incidan sobre esta cuestión Y lo que no se estudia, o solo se hace desde algunos ámbitos y perspectivas, estamos condenados a repetirlo.

Nadie tomará en serio, a los filósofos y pensadores y escritores que hablan sobre la paz, al menos, la industria militar, ni los militares, ni los teóricos militarse, si los filósofos y pensadores y escritores, no aportan algo sobre ello, o mejor dicho, no saben y no conocen, lo suficiente, sobre este tema o cuestión, al menos, un mínimo en la multitud de perspectivas y dimensiones que tiene la guerra y el fenómeno de la guerra… Lo mismo aplicado al problema de las epidemias y pandemias, al tema del hambre, de las migraciones, etc.

Estar situado como llevamos siglos, si no milenios, los intelectuales-filósofos-pensadores-escritores-artistas, en nuestras torres de marfil, en nuestras enormes autoconciencia de ser buenas personas, y los demás de ser malos o mediocres. O de que nosotros tenemos buena voluntad, y los demás solo tienen intereses y fines obscuros… Seguir situados en esa perspectiva, no creo que haga bien, a la hora de resolver-solucionar-limitar las consecuencias de la guerra, de la guerra en sí, del hambre, de las epidemias, etc.

– Creo, sinceramente, que el mayor instrumento para resolver, si no todos los problemas del mundo, pero si disminuirlos ostensiblemente, sería, sin negar también posibilidades negativas que surgiesen, creo que la finalidad es que caminemos hacia un Único Estado Mundial, pero el gran problema es que demasiados seres humanos, por unas razones y por otras, por ideologías y culturas y sociedades y lenguas y religiones, no saben o no quieren vivir, bajo un único Estado Mundial, no entra en sus posibilidades y capacidades, que hacia eso es lo que deberíamos caminar, eso sí, en paz y en tolerancia y en mutuo acuerdo, en la democracia, en la dignidad de toda persona, en la separación de religión y Estado, en los Derechos Humanos como la base de ese Estado, etc.

De momento y al mismo tiempo, los Organismos Internacionales, basados en la ONU, deberían ir abriendo puentes, signos y normas que todos los Estados vayan aceptando, y cumpliendo y aplicando, y que de alguna manera, disminuyan todos los peligros posibles y potenciales de guerras, de conflictos de todo tipo, de epidemias ya resueltas, de hambre, etc.

– Creo que deberían crearse programas de búsqueda e investigación mundiales, para crear puentes, análisis de recogida de datos y conceptos sobre cientos de cuestiones humanísticas-estéticas-religiosas-espirituales-filosóficas, para que de ese modo, se pueda crear un magma de conocimientos y de datos, para ponerlos en interrelación, y de esa manera, supongo, se encuentren, verdades que puedan ser aceptadas por toda la humanidad. O al menos, se sepan las soluciones que existen a cada cuestión teórica o práctica.

Creo que el grave problema que tiene la humanidad, o uno de los tres más grandes, es que los sistemas ideológicos-culturales-filosóficos-religiosos-espirituales, teóricos y prácticos, conceptos y actos y hábitos, no armonizan de unos seres humanos con otros, de unos colectivos-sociedades-culturas-ideologías-filosofías con otras…

Y esos sistemas, con sus teorías y concepciones y prácticas, hace que los humanos, que creen en ellos, caigan en contradicciones-polémicas-contrariedades con otros seres humanos, que tienen otros modos de pensar y de sentir y de actuar.

Por eso, bajo mi modesto entender, los humanes tienen que buscar, puntos de encuentro, programas, conferencias, pero esto tomarlo como una necesidad imperiosa para la humanidad, crear un Plan Manhattan que estudie cientos o miles de puntos, teóricos y prácticos, que las distintas filosofías-ideologías-culturas-visiones del mundo se tienen. A ver, si al menos, se pueden armonizar, al menos se conozcan las diferencias, se pueden aportar nuevos datos, etc.

Creo, que son las distintas ideas y costumbres, hábitos y formas de pensar y sentir y actuar, los que en definitiva, son la enorme dinamita que después hace estallar las realidades humanas, solo después, es cuestión que la mecha, sea un conflicto social, un problema económico, una cuestión demográfica o cualquier otra cuestión, y cómo todo el edificio está fundamentado sobre diversidad de culturas-ideologías-filosofías-religiones que no se entienden, pues entonces, todo estalla. Y así ocurre, una y otra vez, a lo largo de los siglos…

No estoy indicando que desaparezcan la enorme cantidad de macrovisiones-ideologías-filosofías-culturas-estéticas-espiritualidades-metafísicas que los humanes han ido descubriendo-inventando-diseñando-creando a lo largo de siglos y milenios. Pero si, que ante cientos de problemas existen distintas soluciones, a veces, docenas diferentes, se busquen, con el buen saber, con una racionalidad ortodoxa, con una prudencia correcta, el mejor modo, de todas las ideas y actos posibles, cuales son los que serían las formas más verdaderas y auténticas y bondadosas y útiles y racionales y pacíficas y justas y…

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí