Medidas posibles para disminuir el hambre, las epidemias y las guerras en el mundo, V

25
Las guerras son la principal causa del hambre en el mundo
Publicidadbanner-Montakit-750

Si no nos proponemos buscar soluciones al hambre, a las enfermedades, a las guerras y a otras realidades sociales negativas, nunca encontraremos soluciones. Si no nos proponemos buscar soluciones al cáncer jamás encontraremos soluciones. Pues lo mismo aplicable a cualquier enfermedad biológica, pues lo mismo aplicable a cualquier enfermedad o patología social.

1. Mientras llegue la realidad de un Único Estado Mundial, los organismos internacionales pueden y deben aportar soluciones a y en todos los sentidos. Ir creando puentes entre sociedades-Estados-Culturas-religiones, para intentar ir buscando soluciones…

2. Desarrollar programas de investigación en estos temas, creados por las universidades, las fundaciones privadas y públicas, y por todo tipo de entidades sociales y políticas. De tal modo, que un estudio más profundo y más serio sobre estos temas permitan, averiguar datos e ideas, que nos lleven a la humanidad a tener un concepto y conceptos y saber más auténtico sobre estos temas. Igual que se investigan cientos de enfermedades y patologías físicas y psicológicas, hacer lo mismo, con patologías y enfermedades de tipo social, cultural, etc.

3. Considerar el hambre, las epidemias, las guerras en el mundo como variedades de enfermedades, en este caso, enfermedades y patologías sociales. De tal modo, que se podría estudiar y analizar razones y motivos y causas, para encontrar razones, motivos, relaciones, leyes, y después averiguar remedios, soluciones, respuestas, etc.

4. Que los grandes expertos de todos los países en estos temas nos indiquen soluciones y respuestas. Estas personas que pueden llevar toda la vida estudiando estas cuestiones, quizás tengan soluciones a estos problemas, si no totales, si parciales.

Por lo cual es absolutamente necesario tener una voluntad de abordar estas cuestiones. De no resolverse pueden llevar al mundo al límite, teniendo en cuenta, la multiplicidad de ideologías, de intereses existentes, de culturas, de civilizaciones, de religiones, de Estados, de lenguas, de etnias…

5. ¿A veces, nos encontramos frente a un muro y, este muro, son las dudas-teorías-concepciones-estimaciones-posibilidades de que muchas realidades no se solucionen, o no se pongan las respuestas adecuadas, porque se están planteando como vectores para no aumentar la demografía mundial, para disminuir la población mundial?.

¿Esta duda se plantea en multitud de vectores-factores-campos-entidades-realidades, que uno se enfrenta a ellas, y se dicen, cómo podemos ser tan pocos prudentes, tan poco eficientes, tan poco racionales, y uno, después de décadas de estudio-análisis-reflexión-recogida de datos, y modestamente, de observación-racionalización e incluso búsqueda humilde de soluciones, uno se plantea, además de factores de no eficiencia racional, de imprudencia moral, de ineficacia por diversos motivos, no habrá en el fondo, una voluntad, de no resolver esta cuestión o la otra, no solo por errores culturales o ideológicos, sino para controlar la población demográficamente…?

¡¿Ahí queda la duda y la pregunta…!? (Y es más no lo planteo como mala voluntad, sino los que rigen los destinos de la sociedad y los Estados mundiales, no saben como resolver los problemas presentes o futuros en un horizonte a medio plazo).

6. Hay que plantearse seria y profundamente, con rigor y racionalidad y saber racional auténtico y ortodoxo, qué ideas y qué prácticas fomentan el hambre, las epidemias, las guerras en el mundo. Pero qué ideas y qué concepciones y qué prácticas de todas y cada una de las ideologías-culturas-religiones-filosofías existentes en el mundo…

Sé que esto es muy difícil, pero esto es esencial, si de verdad, queremos disminuir o hacer desaparecer, las epidemias de un tipo o de otro, las guerras, el hambre, en el mundo…

Por mucho que una idea o concepto o práctica cultural, esté refrendada por tal o cual ideología, por tal o cual cultura o sociedad o religión, o tenga una práctica de siglos, puede ser, analizada a la luz de los conocimientos actuales, puede y debe ser estudiada e investigada, y verse que es una fuente de sufrimiento y de angustia, y puede ser un motivo más, entre otros, del aumento y no de la disminución del hambre, incluso un factor que incentivación de la guerra, o de epidemias biológicas o de otro tipo… hábitos o ideas o costumbres o concepciones que aumentan todos estos males, y no que los disminuyen…

Una costumbre o idea puede tener miles de años, y puede ser refrendada y apoyada por tal cultura-ideología-filosofía-religión, pero a la luz de los conocimientos ortodoxos de hoy, ser una fuente de aumento de estos males, de enfermedades, de patologías, de malas costumbres, de incluso que incentivan la guerra, el hambre, etc. Y por tanto, dicha idea o costumbre o hábito o concepto debe ir desapareciendo, lo antes posibles, de todas esas culturas-ideologías-religiones-filosofías-macrovisiones-etc.

7. ¿Qué durante milenios o docenas de milenios hayamos soportado de una manera u otra, el flagelo de epidemias, enfermedades, guerras y otras realidades, debemos reflexionar más profundamente, que todas las epidemias no han existido siempre, y que las guerras nunca han sido del mismo modo, por tanto igual que han surgido algunas epidemias en una época de tiempo y de la historia, podrán también en alguna época hacerlas desaparecer o disminuir? ¿Cómo ya han surgido en determinadas enfermedades y epidemias?

¿La guerra es una epidemia o al menos, debemos considerarla de este modo, y como tal un día, suponemos, que aunque la especie humana siempre se tenga que preparar a la digna y justa defensa, porque no sabemos lo que el futuro traerá, pero una persona y un pueblo y una especie puede estar preparada para defenderse, y nunca tener que necesitar el uso de esa defensa, y lo mismo los pueblos o la especie humana…?

8. Sabemos que el hambre es un complejo muy complicado, no es una causa, sino muchas, por tanto, hay que estudiar todos los factores-variables-causas-funciones-relaciones, y analizarlos para ir disminuyendo todos y todos al mismo tiempo, y sus interrelaciones. Para que el factor del hambre y todas sus consecuencias que esto pueda acarrear.

9. Las guerras nacen en las mentes de los humanes. Ciertamente, pueden existir factores-variables-funciones externos. Y estos pueden ser muchos y de diversos modos y maneras. Pero la guerra-conflicto-violencia nace en el interior de los seres humanos, a nivel individual, a nivel colectivo, a nivel social, a nivel estatal. Por lo cual, cada persona, cada colectivo, cada grupo, cada sociedad, cada cultura, cada ideología, cada Estado debe crear condiciones, para que la guerra no sea la alternativa, salvo en excepción de excepción de excepción.

Porque de la guerra nacen todos los males, y de la paz, aunque sea limitada y fragmentaria y frágil, todos los bienes.

10. El hambre, la guerra, las epidemias y otros males sociales se interrelacionan. Por tanto, hay que analizar cada realidad, y el conjunto de factores-variables-funciones, y la interrelación con el resto. Con estos tres, pero también con otros que no indico.

Nueva gasolinera en Fuenlabrada