Los vecinos consiguen suspender la clausura de una mezquita en Getafe

Un centenar de personas han evitado el cierre de una mezquita en el Barrio de Las Margaritas en Getafe. La Policía Local tenía orden de precintar el local este miércoles a las 11.00 de la mañana, pero la presión vecinal ha evitado la clausura posponiéndola hasta el martes 18 de Julio.

1373
Intento fallido por parte de la Policía de clausurar una mezquita en Getafe. Foto: El País.com

La presión vecinal ha conseguido posponer el cierre de una mezquita ubicada en el Barrio de las Margaritas de Getafe.

-El País-  Un centenar de personas en la puerta de la asociación Al Falah de Getafe evitaron el cierre de la Mezquita. El grupo, en el que había mujeres y niños, ha conseguido detener la clausura del local hasta el martes 18 de julio, cuando la policía retomará el precintado, que estaba previsto para este miércoles a las 11.00. El Ayuntamiento explica que el espacio no cumple con los requisitos de un centro religioso y que para que se pueda rezar en él es preciso adaptarlo.

Al Falah es una asociación sociocultural que aglutina a la comunidad islámica de Getafe en el barrio de Las Margaritas, donde está situado el local sobre el que pesa la orden de cierre. Con las protestas de este miércoles, sus miembros han conseguido ganar unos días para negociar con el Consistorio , al que le solicita un local alternativo donde realizar sus oraciones.

Mohamed Salah, vicepresidente de la asociación Al Falah, ha señalado que “no hemos dejado pasar a la policía porque iba a cometer una injusticia: echar por tierra 21 años de trabajo. Les dijimos que no nos íbamos de allí sin el compromiso escrito de posponer la clausura”.

La organización debe encontrar una solución antes del martes 18 de julio a las 9.00. A esa hora, los agentes volverán al centro dispuestos a precintarlo definitivamente. Al Falah espera una llamada del Ayuntamiento para desbloquear la situación, aunque esta aún no se ha producido.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de Las Margaritas ha indicado que “la comunidad musulmana está plenamente integrada en el barrio”.

La Asociación Al Falah compró en 1996  el local , un bajo de un bloque de pisos en la calle del doctor Barraquer. En estos 21 años solo ha tenido un problema: fue en 2014, cuando la queja de algún vecino estuvo a punto de costarle ya la clausura del local. Lo impidió, como ahora, la presión popular. En esta ocasión, la clausura se ha demorado ante la imposibilidad de desalojar al centenar de personas que protestaban, entre ellos muchos niños y mujeres.

El vicepresidente de la Asociación Al Falah, Mohamed Salah, ha matizado que están recibiendo un trato discriminatorio ya que “frente a nuestro local hay otro de una confesión diferente. Ambos tienen la misma altura, pero ellos siguen realizando su actividad sin problemas”. Salah se refiere a la iglesia evangelista Buenas Nuevas, con sede en otro bajo de la calle del doctor Barraquer, losas de mármol en la pared y apariencia de local comercial.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Getafe sacó una  resolución municipal firmada el 26 de junio que ordenaba “la suspensión inmediata de los usos que se realizan” en el local de Al Falah. Entre los motivos, que el espacio no cuenta con “las correspondientes licencias”. Tampoco reúne, según el escrito, “las condiciones señaladas en el plan general para uso religioso”. El problema radica en la altura mínima del local. Al Falah sostiene que “solo” son 20 centrímetros menos de los requeridos (la normativa marca 3,20 metros). Pero el documento señala también problemas con la seguridad y la salubridad del espacio. “Tratamos de garantizar la seguridad de las personas que utilicen este y cualquier espacio”, subraya Jorge Rodríguez, concejal de Urbanismo.

El documento del Consistorio incluye un informe sobre las inspecciones realizadas por la policía local, presentado el 12 de junio, y una resolución efectuada el día 16 por la Unidad Administrativa de Licencias del Ayuntamiento que acredita lo expuesto. “Somos conscientes del problema”, ha admitido Abader. El presidente de Al Falah, que reside en España desde hace 25 años, asegura que han presentado alternativas, pero que el Consistorio aún no ha respondido. “Nuestra intención es construir una mezquita como la de la M-30. Solicitamos unos terrenos al Ayuntamiento en 1998 pero aún no nos los han concedido”.

Publicidadbanner-Montakit-750