Las nuevas tecnologías marcan el camino del progreso para el sector financiero

Los avances tecnológicos de que estamos siendo testigos en esta era dejan su huella de forma evidente en la práctica totalidad de aspectos de nuestra vida, pública y privada, y por supuesto, un sector como el de las inversiones no podía quedar fuera de esta nueva realidad.

414
Publicidad

Los efectos que la revolución tecnológica está teniendo en el campo de las finanzas pueden percibirse de un elevado número de maneras diferentes.

La aparición de nuevos modos y herramientas para invertir, como el trading automático, quizá sea la más evidente y, como mínimo, una de las más interesantes para los inversores. Inversores que cada vez en mayor cantidad centran su atención en las compañías Fintech, refiriéndose el término a aquellas empresas que orientan su actividad, precisamente, a las tecnologías financieras. Tales compañías están cambiando por completo las ideas y procesos establecidos con respecto al sector financiero, lo que se refleja a la perfección en el surgimiento de numerosos nuevos métodos online por medio de los cuales invertir en este sector floreciente.

¿Qué es el trading automático?

Vamos a repasar la información básica de relevancia para poder comprender qué es.

¿En qué consiste?

Comencemos por dar una explicación sencilla al significado de este concepto.

El trading automático no es muy diferente del trading convencional, radicando la novedad en que este último lo llevaban a cabo los traders de modo manual, es decir, encargándose en persona de cada operación según las reglas por las que cada uno se rige.

En cambio, el nuevo método del cual hablamos hoy se sirve de scripts para que las operaciones se realicen en el acto cuando se den las condiciones previstas, sin que el tradertenga que dar la indicación cada vez que esto ocurra. Para que puedas hacerte una idea de lo efectiva que resulta esta herramienta, es procedente señalar que en la actualidad la mayor parte de operaciones que se llevan a cabo en el Forex mundial son controladas y producidas por esta clase de programas.

¿Cuáles son sus ventajas frente al trading convencional?

Considerando el elemento automatizado, hemos de tener en cuenta que el hecho de que las operaciones hayan sido programadas con antelación trae consigo varios beneficios. Para empezar, las decisiones tomadas tienden a responder más a la razón, minimizando la influencia de las emociones, el estrés y la presión. Quien opera es un ordenador, que como es obvio no siente las presiones del momento, y gracias a este método el trader puede disponer con calma y frialdad las directrices pertinentes que el programa se limitará a ejecutar cuando sea adecuado, con precisión matemática.

Dichos programas permanecen en funcionamiento ininterrumpido todo el tiempo, por regla general alojado en un servidor dedicado. Esto conlleva que los horarios no sean un problema: ni el trader ha de estar a cada momento pendiente de las circunstancias que se dan, ni el programa hace distinción alguna entre unas horas y otras. No se cansa, no se distrae y, aunque puede llegar a cometer errores, estos solo se producen cuando el script está dañado, por lo que ese margen de error es ínfimo, pudiendo ser considerado inexistente, en comparación con el de un ser humano.

Para prevenir todavía más estos fallos de por sí poco probables se somete el programa a comprobaciones y tests destinados a garantizar que son fiables.

¿Y qué aspectos negativos tendría en comparación?

El más destacable es que, por tratarse de una herramienta compleja, no se considera adecuada para que la manejen la mayoría de inversores minoristas. El trading automático tiene riesgos dignos de ser tenidos en cuenta, como que las pérdidas superen el depósito inicial, si bien es cierto también que el sector de las inversiones financieras siempre presenta algún riesgo con independencia de los métodos utilizados. La cuestión es que se debe ser prudente a la hora de recurrir a este tipo de trading frente al trading manual, asegurándose de reunir toda la información procedente e incluso aunque sea un poco más, como se debería hacer con cualquier medio de inversión.

Es por esto que la idea de definir la estrategia uno mismo y programar por completo el script que regirá las operaciones a realizar no suele ser la mejor opción, salvo que tengas muy claro lo que estás haciendo. En caso contrario, es posible obtener programas ya dispuestos con los especificaciones correctas y un funcionamiento demostrado, pero por supuesto tendrás que hacerlo con cabeza, confiando solo en brokers y proveedores serios y de fiar.

Acerca de eso último, huya de todos aquellos que presenten sus robots como un medio que de forma totalmente independiente genera enormes ganancias. El robot se limita a reproducir unas directrices recibidas, por lo que si bien es importante que su programa funcione como es debido, esto no servirá de nada si la estrategia que contiene no es buena. El componente humano es el que genera las debidas indicaciones, por lo que el script en sí mismo no reemplaza las estrategias de un buen trader, de las cuales depende.

Compartir

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí