La novela “Esclavas de la noche” abre el debate sobre la prostitución

La novela “Esclavas de la noche”, del periodista César Jara, publicada por ACEN Editorial, está consiguiendo abrir el debate, social y político, sobre el drama de la prostitución forzada y las mafias que trafican y esclavizan a miles de mujeres africanas, y de otros países, en la Comunitat Valenciana y en España.

Portada de Esclavas de la noche

La novela va más allá de la simple narración policíaca y es un grito de denuncia contra las mafias internacionales que captan a las jóvenes en sus países de origen y las trafican hasta nuestras tierras para convertirlas en objeto de un lucrativo y terrible negocio que mueve, cada día, decenas de millones de euros.

Basada en hechos reales y en las experiencias personales del autor durante varios años, como periodista de investigación de esas redes y ese mundillo en Valencia, cuenta el caso del crimen de una chica nigeriana, en plenas fiestas de las Fallas de València; un inspector de policía MANCHEGO, honesto y comprometido con su profesión, un amigo periodista implicado socialmente, ayudados por una joven amiga de la asesinada, investigan el caso y establecen la relación entre las mafias y un conocido empresario valenciano, muy bien considerado a nivel social y político.

El autor, César Jara, es periodista desde hace ya mas de cuarenta años, aunque es originario de Madrid, en donde trabajó en toda clase de medios de comunicación social, desde hace veinte años reside y trabaja en territorio valenciano.

Abierto el debate social y político

En el acto de presentación en Valencia, moderado por la periodista Silvia Peris, la diputada autonómica socialista Mercedes Caballero, resaltó la importancia de este tipo de libros para llevar a la sociedad la realidad de una lacra, de un drama que afecta a miles de mujeres y que, habitualmente, se ignora y esconde.

Mercedes Caballero se comprometió a asumir el rol de llevar el debate sobre la prostitución en la Comunitat Valenciana a las Corts Valencianes y en España hasta las más altas instituciones del Estado, como son el Congreso de los Diputados y el Senado, para abordar de una vez medidas legales al respecto, que superen el actual limbo legal del ejercicio de este terrible oficio y acacabar con las mafias y la trata de mujeres esclavas.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí