La hazaña que logró el Fuenlabrada en el Bernabéu

730
Milla en un lance del partido en el Bernabéu frente al Real Madrid

El Fuenlabrada se presentó en Santiago Bernabéu con una idea clara en la cabeza: disfrutar. Disfrutar del escenario, del partido, y de la oportunidad que se le brindaba al equipo de hacer algo grande. Estaban bajo todos los focos, todo el mundo les estaba viendo, jugaban ante el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, y el equipo dio un recital de fútbol, intensidad, y táctica. Fue superior al Real Madrid durante los 90 minutos, algo que, a priori, parecía inimaginable.

La primera mitad, un baño futbolístico

La primera parte del partido dejó sorprendidos a todos. Algunos, achacaban un problema de actitud del Real Madrid y de sus jugadores. Pero la realidad, era distinta. El Fuenlabrada llegó al descanso por delante en el marcador, gracias al gol de Milla en el minuto 25.

El equipo de Segunda División B, el inferior, estaba compitiendo como si se tratara de un partido igualado. Los presupuestos, la calidad, los nombres… Nadie se acordaba de ello. La realidad es que por momento el equipo de Segunda B parecía el local. El Fuenla tocaba, se gustaba, dominaba, tenía ocasiones, la posesión, era sólido… El equipo de Zidane apenas inquietó la portería defendida por Freixanet. Los jugadores del humilde equipo del sur de Madrid estaban disfrutando, y eso se notaba en el campo.

La segunda mitad, misma dinámica hasta la salida de Bale

La segunda parte del partido fue más de lo mismo. El conjunto visitante estaba dominando el partido. Aunque parezca increíble, en las apuestas el favorito seguía siendo el Real Madrid. En algunas casas de apuestas como 888Sport se pagaba la victoria del Real Madrid en directo, perdiendo 0-1, a cuota 1.90 euros por euro apostado. A pesar de la mala imagen y el dominio del Fuenlabrada, el favorito seguía siendo el conjunto local.

En el minuto 62 llegó el susto de la noche. Unos centímetros separaron al Fuenlabrada de la gloria y de vivir un momento aún más especial. El Cata Díaz remataba un córner al larguero. De haber anotado el gol, aunque parezca increíble, harían conseguido empatar (momentáneamente) la eliminatoria. Justo después llegaba el gol de Mayoral. Así de cruel es el fútbol.

Todo resultado positivo era una buena noticia para los chicos del Fuenla, y una hazaña. Hasta que salió Gareth Bale. Un jugador cuyo sueldo es superior al de todo el equipo madrileño junto. Y se notó. Su mera presencia cambió el rumbo del partido, y se presentó ante el Fuenlabrada con una asistencia medida para que Borja Mayoral anotara el 2-1. Demasiado esfuerzo como para irse de vacío del Bernabéu, una injusticia en toda regla. Pero, el fútbol, a veces es justo.

En los últimos minutos del partido, más concretamente en el minuto 89, Portilla hacía justicia a lo que se había visto en el campo. Lograba anotar un gran gol que supondría el 2-2, y el Fuenlabrada conseguiría algo que nunca se olvidará. Un empate en el Santiago Bernabéu, y una imagen que ningún aficionado al fútbol olvidará. El equipo de Calderón fue superior durante los 90 minutos, y puso contra las cuerdas al equipo blanco.

Publicidadbanner-Montakit-750

1 Comentario

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí