La educación se defiende

4148
Logo oficial del Partido Podemos
Publicidadbanner-Montakit-750

La educación, uno de los garantes de la igualdad en este país, donde se te aseguraba una mesa y una oportunidad para aprender, está siendo lentamente desarmada. Y es que para un gobierno como el actual, no hay nada más peligroso que alumnos de 3 años que acuden a su pupitre todos los días, y con razón.

Jesús Marín Carrero, redactor de contenidos de Podemos
Jesús Marín Carrero, redactor de contenidos de Podemos

Centros escolares de Fuenlabrada como el CEIP Carlos Cano en Loranca, y el CEIP Arcipreste de Hita han sido ciertamente maltratados por los recortes que está habiendo en educación, porque dejar sin aula a niños que van a comenzar su escolarización tiene muchos nombres, pero el de recorte parece ser el más acertado. Sin embargo, y para sorpresa de los que aplican el tijeretazo, los padres afectados de estos centros han tomado una iniciativa pacífica para tratar de que les devuelvan lo que es suyo, la educación de sus hijos.

Estos padres, con el apoyo de los profesores, han decidido encerrarse voluntariamente en los centros escolares en los que les niegan la plaza para sus hijos, dando una lección de cómo hacer valer sus derechos mediante la protesta pacífica. El valor de unos padres luchando por la educación de los hijos no hay sistema decente que lo impida.

Por suerte para todos, porque esta es la lucha de todos los vecinos de Fuenlabrada, estos padres no están solos en ningún momento. Los distintos colectivos de nuestra ciudad han querido apoyar esta causa de la manera más humilde posible, uniendo su voz a la de los padres y madres que esperan la solución más sencilla, que en un centro que teniendo 20 solicitudes de alumnos sobrantes se suprima un aula se vuelvan a destinar los fondos que les pertenece, en lugar de tener que derivar a niños de 3 años a otros centros lejos de su centro de referencia mientras se mantienen los pagos a los colegios concertados con ratios de alumnos mucho menores que los de la educación pública.

Lo cierto es que la situación ha llegado a un límite en el que las sustituciones por bajas ya no se producen, donde las becas para libros ya no se conceden, donde las ayudas para los comedores de los colegios ni se plantean por evitar dar mala imagen. Casi parece que la solución a los problemas de malnutrición infantil, los cuales sitúan a España como uno de los países con más casos de Europa, no pasan por conceder las ayudas necesarias a través del comedor de los colegios, sino que lo mejor es hacer como si no existiera, de la misma forma que cambiamos de canal cuando ponen anuncios mientras vemos la televisión.

La educación es la aportación que podemos dar al futuro en el día de hoy. Ningún gasto que vaya dirigido a las aulas, a los centros públicos de educación, a profesores o a material escolar va a ser malgastado o caerá en saco roto. Y es que, en palabras de Dereck Bok, ex-presidente de la Universidad de Harvard, “si cree usted que la educación es cara, pruebe con la ignorancia”.

Jesús Marín Carrero, Redactor de Contenidos en Podemos