La croqueta, una de las tapas más demandada. ¿Quién la inventó?

843
Pincho combinado de croquetas de jamón y bacalao

Como cada 16 de enero, se celebra el día internacional de la croqueta, un tapa excepcional que se puede comer de muchas formas ya que admite todo tipo de diferentes sabores.

¿Quién inventó la croqueta?

A pesar de lo que mucha gente piensa, la croqueta llegó a España a finales del siglo XIX, ya que su origen es francés, gracias a un aristócrata llamado Louis de Bechamel. Este era cocinero del rey Luis XIV, y se dice que él o alguno de sus ayudantes creó la famosa salsa que compone la croqueta. Pero el que sería el gran inventor de la croqueta, sería Antoine Cámere en 1817, que fue el que tuvo la idea de recubrir la salsa bechamel con una capa crujiente, en una cena que preparó para el archiduque de Rusia. El nombre del plato fue ‘croquettes a la royal’.

Su nombre proviene del francés “croquer” que significa “crujir” y debemos saber que además de lo mencionado anteriormente, existen otras teorías sobre el origen de las croquetas. Hay quien dice que su origen es italiano y que por ejemplo hay una persona nacida en el País Vasco (Patxi Bollo), que supuestamente se comió 236 croquetas, según un diario llamado la Estampa.

La croqueta está entre las tres tapas más demandadas

Las aperitivos más consumidos

Según en un estudio elaborado por croquetasricas.com, queda claro que las croquetas más demandadas en los últimos años han sido por este orden las siguientes: jamón, queso, boletus, bacalao y marisco.

Hace 1 año se realizó una encuesta entre varios establecimientos para conocer cuáles son los aperitivos más demandados, y según los negocios hosteleros consultados han sido por este orden los siguientes: patatas con salsas, croquetas, tortilla de patatas, la ensaladilla rusa y el jamón.

En cuanto a la bebida más consumida para acompañar a las croquetas, la mayoría de la gente se decanta más por acompañarla con cerveza (casi 7 de cada 10) y el resto opta por vino y en menor medida agua o refrescos.

Existen muchos errores comunes que se cometen a la hora de elaborar una croqueta o incluso de comerlas. Por ejemplo, en este segundo caso, debemos saber que no se deben recalentar las croquetas en un microondas y que hay que freírlas con el aceite bien caliente (175-180 grados) y no se deben de meter muchas a la vez, es mejor freírlas por tandas para poder moverlas y que se hagan todas bien por ambas partes.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí