Honor, Apple, Panasonic y Benq, las marcas más fiables para los consumidores

Resultados de la encuesta sobre fiabilidad y satisfacción de aparatos electrónicos

Los problemas con la pantalla táctil son los más recurrentes en los smartphones, mientras que el disco duro supone 1 de cada 5 averías en los portátiles

Los resultados de la última encuesta de fiabilidad y satisfacción de aparatos electrónicos, realizada por la OCU entre 24.000 consumidores de España, Bélgica, Italia y Portugal, deja de manifiesto que Honor en smartphones, Apple en tabletas y ordenadores portátiles, Panasonic en televisores y BENQ en cámaras fotográficas son las marcas que mejores resultados de fiabilidad han obtenido.

El objetivo de la encuesta era conocer, por una parte, la fiabilidad de los diferentes aparatos basada en la experiencia de los 24.000 consumidores encuestados y, por otra, su grado de satisfacción con las capacidades y prestaciones de los distintos dispositivos. En la mayoría de los casos hay una relación entre satisfacción y fiabilidad, aunque no siempre.

En la categoría de smartphones, las marcas más fiables son Honor, Ulefone, Oneplus, Apple, Xiaomi, Vernee y Motorola. En tabletas, las marcas que obtienen los mejores resultados de fiabilidad son Apple y Cube. En ordenadores portátiles, de nuevo Apple resulta la más fiable y la que mayor satisfacción proporciona a los consumidores, seguida de Msi y Emachines. Microsoft tiene una satisfacción alta, pese a tener una fiabilidad menor que el resto de marcas.

En televisores, Panasonic, Sony, LG, Hannspree, Samsung, Toshiba, Hitachi y Loewe ocupan los primeros puestos del ranking de fiabilidad. En cámaras de fotos compactas, Panasonic y Leica obtienen los mejores resultados de satisfacción y comparten el primer puesto del pódium de fiabilidad con Benq, Canon, Samsung, Olympus, Sony y Fujifilm. En las cámaras réflex, apenas existen diferencias entre las distintas marcas evaluadas.

La encuesta demuestra que no es necesario gastar mucho en determinados aparatos para obtener buenos resultados. Hay varias marcas situadas en una franja de precios medios o económicos que obtienen muy buenas posiciones en cuanto a satisfacción y fiabilidad se refiere, sobre todo en los smartphones, uno de los productos de mayor consumo.

La encuesta de fiabilidad también permite evaluar las averías más frecuentes de los distintos aparatos. Por ejemplo, en los smartphones, los problemas con la pantalla táctil son los más recurrentes. Los problemas con el disco duro suponen 1 de cada 5 averías en los portátiles.

La fiabilidad debería ser uno de los criterios fundamentales para elegir un producto, tanto como el precio o las prestaciones. Los usuarios tienen poca información al respecto, por lo que la encuesta de OCU es un buen instrumento para comparar entre las distintas opciones antes de realizar la compra.

Los consumidores tienen la sensación de que la vida útil de muchos de sus dispositivos cada vez es menor. En los smartphones, por ejemplo, los encuestados señalan que los principales motivos de descontento son el bajo rendimiento tras las actualizaciones y el agotamiento de las baterías.

Este fenómeno conocido como obsolescencia prematura tiene un importante coste económico para los consumidores que se ven obligados a sustituir sus dispositivos por otros nuevos, a ello se añade el coste ambiental.

OCU puso en marcha la campaña #largavidaaloquecompro para luchar contra la obsolescencia prematura. Mas de 6.200 consumidores han aportado su experiencia y apoyado las peticiones de OCU en esta materia que son las siguientes:

  • Una ley que, igual que establece que un producto debe ser seguro, obligue también a que sea duradero.
  • El producto sea diseñado de forma que no haya piezas de calidad deficiente que se deterioren prematuramente, que sean demasiado frágiles para el uso normal del dispositivo o se use un ensamblado con materiales que impidan su apertura para reparación.
  • Reparar el producto tenga un coste notablemente inferior al de comprar un producto nuevo.
  • El precio de los consumibles no pueda ser superior al del producto nuevo.
  • La garantía sea superior a los dos años obligatorios actualmente en España. Y que esa garantía sea real (ahora solo se atribuye a problemas del producto durante los primeros 6 meses).
  • Los fabricantes informen claramente sobre el producto: sobre su vida útil prevista, sus repuestos, las posibilidades de reparación, etc.

1 Comentario

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí