Hasta siempre Alía

180
Alía Díaz García | Foto: Perfil Facebook
Publicidadbanner-Montakit-750

Alía, la mayoría de los fuenlabreños, no hemos tenido el placer de conocerte personalmente pero nos vamos haciendo una idea de como eras.

Una mujer jóven de 26 años y llena de vitalidad, divertida y con ganas de labrarte el futuro que tenías por delante, toda una vida.

Una vida que te han truncado de la forma más terrible y miserable que el ser humano puede concebir. Asesinada vílmente por tu novio, en un nuevo episodio de violencia machista, que además no solo te ha matado a ti, también ha asesinado al futuro hijo que estabas engendrando y ha dejado dos familias destrozadas.

No hay justificación posible, ni encuentro palabras para expresar lo que te ha sucedido, ni para definir a tu presunto asesino ahora en los calabozos de la policía y a espera del juicio que le conduzca a prisión.

Ya sabes que toda la ciudad está conmocionada y las declaraciones de repulsa y apoyo a tu familia se suceden desde todos los rincones de Fuenlabrada. El alcalde ha decretado dos días de luto oficial, las banderas ondean a media asta y se han suspendido todos los eventos. Es lo mínimo que podemos hacer.

Qué paradojas tiene la vida, ¿verdad?, la persona que más querías y con la que seguramente pensabas compartir el resto de tu vida, ha considerado, como buen macho, que eras suya (quiero decir de su propiedad) y ha decidido acabar con tu vida porque, como buen macho, consideraba que tu vida era suya y podía decidir sobre ello.

Es el comportamiento habitual de todos los maltratadores machistas que, por desgracia, siguen circulando por la calle y que a veces resulta dificil detectar.

Tu trágica muerte ha sido la número 40 en España durante el año 2016 por violencia machista, pero para nosotros ha representado un mazazo muy importante, en esta ciudad que tanto esfuerzo dedica a tareas sociales y de igualdad.

Solo espero que tu muerte sirva para que todos los “machistas” que, como tu pareja, piensan en la mujer como un objeto sexual y de su propiedad, reflexionen y alguno pueda avergonzarse y cambiar de actitud.

Mucha fuerza y ánimo a tu familia, amigos y seres queridos.

Hasta siempre Alía, descansa en Paz.