Hable con cualquier persona en cualquier idioma

5
Una mujer consulta los mensajes recibidos en el móvil
Publicidadbanner-Montakit-750

Podríamos subtitular este artículo la caída o la construcción de la torre de babel. O dicho de otro modo, hoy tenemos la tecnociencia capaz de que un ser humano hable en su idioma, y otro receptor que tiene otro idioma pueda ser entendido. Lo explicaremos. Con lo cual si no me equivoco creo que la tecnología nos ha llevado a una revolución en la comunicación humana.

1. Veo en televisión que millones de seres humanos se han trasladado, migrado, de un lugar a otro, en esta última década. Además de los muchos problemas que esas personas, tienen que sufrir y soportar, y tantos como se quedarán en los caminos de tierra o del mar, está el idioma.

Pienso que hoy en parte, este problema lo podemos resolver, para toda persona, tenga uno de los cuatro mil idiomas naturales, otros dicen, que existen siete mil idiomas naturales en e mundo, o tenga el alfabeto que tengan en su idioma, o sea de la cultura o religión o etnia o ideología que sea.

Como todo lo que nace, hay que recordar aquello de aquella señora que le preguntó a Edison, para qué servía una bombilla, y Edison, más bien enfadado, le preguntó “para qué sirve un niño cuando nace”. Frase exagerada y sin sentido de Edison.

Es obvio, que es una tecnología o combinado de tecnologías que acaba de empezar, por consecuencia, se puede perfeccionar, y creo que se hará en los próximos años, es obvio, que al principio, será muy deficiente o es muy deficiente, pero todo se perfeccionará, si dentro de unos años, docenas de millones de seres humanos las utilizan en el mundo de forma diaria:

2. Elementos y explicación mínima:
– Un aparato emisor, móvil, por ejemplo. Y una persona que emite un mensaje.
– Acceso a Internet. Al actual sistema de Internet.
– Un aparato receptor, móvil, por ejemplo, una persona que recibe un mensaje.

De tal modo que ya, ahora mismo ya se puede hacer, sintetizando:
– Un emisor o una persona emite un menaje, escrito o hablado, o hablado y lo pasa a frase escrita.
– Lo recibe un receptor, con un móvil con acceso a Internet también.
El receptor le viene un mensaje escrito, en un idioma equis, y el receptor lo traduce, automáticamente, con los sistemas de traducción automática, que existen actualmente en Internet.
Hasta dónde yo conozco existen unos cuarenta o cincuenta idiomas, de traducción automática.

3. Es obvio y evidente, que la traducción no es perfecta, de momento, o quizás nunca, pero suficiente, para que se pueda ir ampliando, tanto, mejores traducciones, y ampliar a nuevos idiomas, con nuevos alfabetos. Suficiente para entenderse y comprenderse en conversaciones sencillas.

Por lo cual, imaginemos, usted va a realizar una transacción económica y una conversación, sea en un hotel, preguntando a un viandante, sea con un policía, en un hospital, o cientos de situaciones normales de la vida.

– Usted escribe o habla en su emisor, móvil. Usted inmediatamente después, lo traduce al idioma del receptor. Y en ese momento su móvil, en palabras escritas o en palabras de voz o habladas, envía o mejor dicho amplifica el mensaje al receptor, con la persona que quiere hablar o decir algo o le enseña el mensaje traducido a su idioma. Estando a un metro de distancia.

– Segunda versión, lo mismo que la anterior, pero en vez, de ponérselo en voz o palabras escritas al receptor que está a un metro de distancia, se lo envía usted a un instrumento receptor o móvil, en este caso, lo mismo esté situado, a un metro de distancia o a cien kilómetros.

En este caso, caben distintas posibilidades, entre otras, el emisor lo envía en su propio idioma, y el receptor, lo recibe en un idioma equis, y lo traduce a su propio idioma zeta.

4. Cuando esto sea, una función más, cuándo millones de conversaciones de este tipo se construyan en estos medios, de traducción simultánea, creo que todas las empresas dedicadas a este sector de la economía y de la sociedad, perfeccionarán sistemas, crearán nuevos programas a y en todos los niveles, crearán nuevos medios, traducirán a nuevos idiomas, etc. Y en una década o en dos, esto podrá ser automática la traducción e interpretación. Llegando creo a unos niveles de perfección enormes o muy grandes.

No soy tan inconsciente para pensar, que el que quiera conocer un idioma bien, tendrá que dedicar, años y años de estudio y de práctica. Pero también creo que esto es una realidad ya o puede serlo, y desde luego creo que lo será en el futuro próximo y a medio plazo.

5. Para terminar, creo que ya mismo, cualquier persona que llegue a cualquier lugar del mundo, sea migrante por un motivo o por otro, sea turista, o tenga la situación que tenga, “puede hablar en su idioma original, y que el receptor, lo pueda entender, en su propio idioma”.

De ese modo, creo que se evitarán una cantidad enorme de sufrimientos, y por fin, cada uno podrá hablar en su propio idioma o dialecto, y al mismo tiempo, toda la humanidad, toda la humanidad se pueda entender, aunque sea en niveles mínimos o en cosas y conversaciones sencillas, al principio. Pruébelo usted ya hoy, por curiosidad.

Jesus-Millan-cabecera

Nueva gasolinera en Fuenlabrada