Hablar inglés fluido, la parte que más se nos resiste a los españoles

1203
Nuevos métodos eficaces para hablar inglés con fluidez

A pesar de que el inglés se incorpora cada vez más pronto al aprendizaje de los niños y niñas, en España el nivel en esta lengua sigue dejando que desear. Lo constatamos cuando hablamos con gente de otros países o cuando nos vamos de vacaciones a Reino Unido y, de repente, no entendemos nada o no somos capaces de expresarnos. De hecho, hablar inglés fluido es uno de los retos más difíciles y frustrantes para algunos jóvenes españoles.

Aprender una lengua sin hablarla

Si bien en la escritura nos solemos defender, el temido “speaking” es una de las destrezas que más nos cuesta en inglés. Esto se debe en parte al método con el que a muchos nos han enseñado: un sistema basado en el aprendizaje y la memorización de la gramática, pero exento de parte oral práctica. Con relativa frecuencia escuchamos a estudiantes decir que las clases de inglés del instituto se impartían en español. Además, en muchos casos el tipo de actividades que se proponen para aprender inglés son aburridas y no se corresponden con situaciones de la vida cotidiana. Por lo tanto, dichos ejercicios no resultarían demasiado útiles si el estudiante viaja a un país anglófono o si quiere expresarse en contextos reales.

El dominio del inglés: cada vez más exigido

La situación no mejora mucho más tras el paso por la Universidad, en la que se exige alcanzar un nivel B2 en una lengua extranjera, sin que, sin embargo, esta esté necesariamente ofertada como materia en el plan de estudios. Hablar inglés sin un refuerzo extraescolar se convierte así en un duro camino. Una vez terminados los estudios universitarios, la necesidad de dominar esta lengua nos seguirá acompañando si queremos acceder a una gran parte de los empleos.

Por ello, muchos estudiantes quieren adelantarse a esas situaciones y recurren a los cursos de inglés complementarios y a las academias.

¿Cómo aprender inglés?

Sin embargo, elegir en qué centro queremos mejorar nuestro inglés no es una tarea fácil. Por ejemplo, si vivimos en Alcalá de Henares, no solo conviene que nos informemos sobre la oferta de academias que existe sino también sobre qué academia de inglés en Alcalá ofrece el método que más nos interesa.

La decisión no debe ser tomada a la ligera, ya que a menudo implica una suma de dinero importante para nuestro bolsillo. Si estamos cansados de métodos que se centran demasiado en la parte escrita, deberemos buscar academias que ofrezcan alternativas, centradas en la expresión oral.

Practicar deporte, viajar, divertirse… ¡En inglés!

Lo ideal para muchos, ya que el aprendizaje es más divertido, útil y efectivo, consiste en el aprendizaje realizando, en inglés, actividades lúdicas, por ejemplo: hacer teatro, asistir a una cata de productos, practicar yoga o fitness, irse de excusión… En Madrid academias como What’s Up delicias entienden que el éxito del aprendizaje del inglés pasa por una inmersión lingüística total, que deberá producirse en un ambiente lúdico y ameno.

Este tipo de centros ofrecen además horarios flexibles, cuentan con un equipo de profesores nativos y clases reducidas en las que la educación puede ser más personalizada.

Publicidadbanner-Montakit-750