Gruistas que se llevan tu coche averiado al taller y te roban lo que tengas dentro

Una grua retira un coche de la vía pública

Sr. Director:

Mi nombre es Montserrat y escribo este artículo para concienciar a todas las personas que lo lean de un riesgo que pueden sufrir (si no se han visto damnificados ya), y para que avisen a sus familiares y amigos. Pero sobre todo, para que perdamos el miedo de una buena vez a interponer reclamaciones y demandas por las represalias que estos gruistas puedan llevar a cabo contra nuestras personas, y podamos acabar con la mediocridad de estos ladrones que se presentan siempre muy simpáticos, amables y serviciales.

Ellos actúan de esta forma (robando), alegando que no hay pruebas de que hayan sido ellos, aunque nosotros estemos totalmente convencidos a un 100% de que haya sido así.

En mi caso es la tercera vez que me roba un gruísta. La primera vez fue una chaqueta, la segunda unas gafas de sol y hoy me han robado un perfume de la guantera.

Las dos primeras veces no hice nada; la primera porque estaba con mi hermana y ella tenía miedo a las represalias, la segunda por no meterme en jaleos, pero hoy ya me ha indignado demasiado, y no voy a dejarlo pasar.

Soy estudiante de justicia y sé cómo arreglar esto. La solución es encontrar el mayor número de reclamaciones posibles a las compañías de seguros y sus gruistas por este tipo de robos, y por supuesto si alguna vez nos ocurre, interponer siempre una reclamación en la compañía de seguros. Luego, sólo hace falta que una persona, en este caso me ofrezco voluntaria, ponga una demanda vía penal para que un juez pida todas las reclamaciones a la aseguradora en cuestión, y averigüe qué empresa en concreto tiene acumulación de reclamaciones y en qué servicios, así cenaremos con esta banda de maleantes.

Por respeto a la empresa de las grúas, no voy a hacer público el nombre, ya que por una sola persona no podemos criminalizar a toda la empresa, pero ha recogido mi coche en Leganés mediante el seguro Mapfre.

No quiero que me devuelvan o me repongan el perfume, quiero que la persona que me lo ha robado (que no ha contestado a mis numerosas llamadas, al igual que me pasó con la chaqueta), me pida disculpas, de lo contrario, tendrá que responder en los tribunales y haré público el nombre de la empresa.

Esperando que este artículo les sirva de ayuda, les insto a que si alguien quiere colaborar conmigo, se ponga en contacto con el periódico para que le faciliten mis datos.

Por y para la justicia siempre.

Montserrat Estepar Ruiz

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí