Griezmann da la tercera Europa League a un gran Atlético

Griezmann celebrando el segundo gol en Lyon

Los rojiblancos se han proclamado campeones de la Europa League, tras realizar un gran partido en Lyon, goleando al Olimpique de Marsella por 3 – 0. El doblete de un imperial Griezmann y el tercero de Gabi dejaron sin recursos al equipo galo.

Se han cumplido las quinielas y las apuestas que daban favorito al Atlético de Madrid para ganar esta edición de la Europa League. Los de Simeone desactivaron el juego del Olimpique, excepto los diez primeros minutos del partido, donde los franceses tuvieron un par de ocasiones.

En la primera Payet dejó solo a Germain, que mandó a las nubes un mano a mano con Oblak. Pocos minutos después también perdonó Adil Rami, aunque el disparo del central se fue muy desviado.

Oblak fue el dueño de la portería, custodiada de inicio con Vrsaljko, Godín, Giménez y Lucas. En la medular, Saúl, Gabi, Koke y Correa, y en el ataque la pareja letal formada por Griezmann y Diego Costa, han culminado un gran partido dejando a su rival sin recursos para crear peligro.

Griezmann, profeta en su tierra

A la media hora se le puso el partido de cara al Atlético con la lesión de Payet que tuvo que ser sustituido. Con el primer gol de Griezmann en el marcador se llegó al final de los primeros 45 minutos.

No podía arrancar la segunda mitad de mejor manera para los rojiblancos. Antoine Griezmann volvió a marcar en el 49′ después de una gran asistencia de Koke, que vio una autopista para que el galo avanzase hasta el área pequeña y se la picase a Mandanda.

A partir de ahí se vio la mejor versión del Atlético. El Marsella se vino abajo, dando casi por perdido el partido. Los de Simeone -dirigidos por el Mono Burgos en la final- no daban por ganado el título en ningún momento y continuaron jugando como si el marcador señalase aún el empate. La copa estaba en el bolsillo, pasaban los minutos y se ansiaba uno de los momentos más esperados: la entrada de Fernando Torres al campo.

En lo que llegaba el deseo de los rojiblancos, Griezmann continuaba prestando el que puede ser uno de sus últimos servicios al Atlético. El francés hizo jugar a sus compañeros, se divertía y buscaba su hat trick. Oblak se tomaba un café hablando con los fotógrafos mientras el balón no salía del campo del Marsella. Hasta que le incordió Mitroglou con un testarazo que se estrelló en la madera.

Todo estaba ya decidido, pero también el capitán quiso sumarse a la fiesta marcando su gol al borde del final del partido. Gabi no perdonó cuando le cayó en los pies un balón que venía de Koke. La pasividad de la zaga francesa permitió al canterano pararse, colocarse y cruzar el balón mandándolo al fondo de la red.

Ahí le toco entrar a Fernando Torres, que, lamentablemente, tuvo un papel testimonial y efímero en el partido.Y entró para sustituir a Griezmann y para levantar el trofeo de Campeón de la Europa League y poder salir del club habiendo ganado uno de los trofeos importantes.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí