Gallardonadas o misoginia institucionalizada

75
Logo Izquierda Unida
Publicidad

La misoginia, el odio o aversión hacia la mujer por el hecho de serlo, es el principal impulsor de la violencia que una de cada 3 mujeres sufrirá en el transcurso de su vida, no sólo dentro del ámbito familiar, asesinadas a manos de sus parejas y exparejas, sino también institucionalmente, reflejado en la desprotección que el Gobierno español ejerce con sus propuestas limitadas y parciales, impulsadas a espaldas de las asociaciones de mujeres, ninguneándonos una vez más.

Laura Viu, coordinadora Area de Mujer (IU)
Laura Viu, coordinadora Area de Mujer (IU)

Además de no garantizar seguridad a la vida de las mujeres contra la violencia machista, el Gobierno del Partiido Popular está impulsando ahora una modificación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, con un anteproyecto denominado “Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada”… es decir, la “ley para el no nacido”.

Si se aprueba, las mujeres españolas pasaremos a ser delincuentes, incubadoras obligadas por un gobierno misógino, apoyado por un Consejo Fiscal que invita a imponer sanciones económicas a quienes abortemos fuera de los mínimos supuestos que permite el anteproyecto, llegando incluso a enviar a prisión a quien no pague la multa. Así demuestra el Consejo Fiscal su compromiso con la natalidad, criminalizando a las mujeres y apoyando que se elimine el aborto en caso de malformación del feto. Por si fuera poco, estos señores proponen que el daño psicológico no sea un criterio vinculante a la hora de permitir un aborto por malformación del feto, reduciendo de dos a uno el número de médicos que firme el informe facultativo, sin considerar que es la mujer quien tiene el derecho a decidir sobre su cuerpo.

Equiparar jurídicamente la vida del no-nacido a la de la mujer y señalar que el aborto no es un derecho de la mujer es otra de las propuestas del Consejo Fiscal para el anteproyecto de Gallardón que, lejos de protegerlas en su posición de Ministro, añora los tiempos en los que las mujeres estábamos obligadas y educadas para servir a nuestros hombres. Ese pasado de terror acabó, aunque ahora pretendan legislar violencia institucionalizada contra las mujeres condenando y sometiendo a las mujeres que no quieren ser madres, a las que deciden que sus cuerpos son mucho más que incobadoras, sin importarle lo que éstas sientan y lo que necesiten.

¿Cómo es posible que una ley diga que la mujer embarazada pierde los derechos sobre su cuerpo? ¿Por qué el Gobierno del Estado quiere decidir sobre su futuro, marcándonos nuestra senda como “reproductoras”? La mujeres nos preguntamos cómo responder al Sr. Gallardón ante tanto odio institucionalizado, pero con la convicción de seguir en las calles.

Necesitamos leyes que impidan que se pisoteen los derechos de las personas. Es necesario y urgente que representantes lleven iniciativas y directivas contra la violencia de género que aporten soluciones en todos los ámbitos, no solo sociales, también privados y públicos donde se ejerce violencia contra las mujeres. No sólo España, sino Europa debe transversalizarse y centrar la atención en la prevención contra la violencia, en la educación por la igualdad efectiva de hombres y mujeres y, por supuesto, que se sancione de forma rotunda y efectiva a aquel estado que las incumpla.

Mujeres y hombres debemos unirnos, no sólo el próximo 27 de junio ante el Ministerio de Justicia a las 19 horas, sino también este mes de julio, donde previsiblemente se aprobará con la mayoría del Partido Popular esta ley de retroceso histórico y social. Debemos convertir en un mandato tumbar esta ley en las calles y en los tribunales, parar este Gallardonazo que sólo puede ser calificado como terrorismo institucional contra los derechos fundamentales de las mujeres.

Desde el odio se puede comprometer el futuro de las mujeres, pero las calles las llenaremos de amor, de compromiso, de lucha y sororidad. Y así, tumbaremos este anteproyecto, con la fuerza y la lucha de las mujeres de este país.

Laura Viu, Coordinadora del Área de Mujer

Publicidadbanner-Montakit-750