Fórmate y ten éxito en tu carrera profesional

Para nadie es un secreto que la educación, la experiencia y la constancia, son claves para asegurar el éxito profesional.

Si en este momento te encuentras en paro, pero quieres seguir ganando experiencia mientras te preparas para acceder al mercado laboral, infórmate sobre estos cursos para desempleados y descubre la importancia de la formación continua, los beneficios de la formación online; así como los caminos que puedes tomar para seguir creciendo.

En la actualidad, existen múltiples opciones educativas virtuales, que por si fuera poco están al alcance de todos. En este sentido, desperdiciar la oportunidad de formarte online podría representar un grave error.

Es simple: la información se ha liberado hasta tal nivel, que a veces no sabemos qué hacer con ella. Tenemos acceso a cursos gratuitos impartidos por universidades de gran prestigio, a los que nunca nos imaginamos que podíamos acceder. Un ejemplo de ello, son los ofrecidos por plataformas como edX, Coursera, Emagister y otros portales educativos.

Beneficios de la formación online

Los beneficios del aprendizaje a distancia son muchos: puedes, por ejemplo, elegir entre distintas opciones, sin que necesariamente implique alguna limitación por cuestiones territoriales. Es decir, supongamos que deseas realizar un curso de marketing en una universidad latinoamericana, pero vives en España, ¡no hay problema! El mundo está al alcance de tus manos.

Otra de las ventajas del aprendizaje virtual, es el uso de tu tiempo a conveniencia. También te permite estudiar desde la comodidad de tu hogar, evitando tráfico, gastos extras y estrés innecesario, entre otras.

Pero si nada de esto te convence, aún tienes la posibilidad de realizar estudios presenciales, asistiendo a centros de formación.

Sea la formación online o de manera presencial, elige siempre el curso ideal para ti.

En el caso de la modalidad virtual, es muy importante esta última cuestión. Sobre todo porque no existen ciertas obligaciones como ir a un lugar determinado a estudiar, durante una hora exacta, y suele pasar que se pierde el interés. Por ende, no se finalizan los cursos.

También en el caso presencial debes apostar por una opción viable. Tómate el tiempo para determinar qué tipo de estudios te vendrían bien al momento de buscar un empleo. Sé inteligente, apuesta por aquellas opciones que representan una posibilidad tangible.

En ambos casos, la recomendación es esa: encuentra un curso en un área que te apasione, que sepas que contribuirá para tu desarrollo profesional. Lo ideal es no perder la motivación.

Importancia de una formación continua

Es naturaleza humana: tenemos la necesidad de aprender cosas nuevas. La curiosidad es innata a nosotros, quizá porque gracias a ella hemos podido adaptarnos a los diferentes cambios que la propia evolución ha acarreado. Por ello, también a nivel laboral formarse significa crecer, y por tanto, evolucionar.

No en vano el científico inglés, Charles Darwin, habló de la supervivencia del más apto. Claro, en aquél contexto se refería a la propia condición animal que procuraba la “vida” de algunas especies. Pero si llevamos esta teoría al trabajo, considerado la perspectiva del mundo cambiante de hoy, la adaptación es elemental. En este sentido, sólo es posible adaptarse a través de la formación.

La educación juega un papel fundamental en la vida de todo profesional. Seguramente en el pasado cercano habrás escuchado frases como: “estudiar medicina es estudiar toda la vida”, haciendo referencia a que los médicos están en la obligación de formarse constantemente. Esto, bien sea porque aparecen curas a antiguas enfermedades, porque surgen nuevas o porque se crean nuevos métodos, formas, entre otros. Pero la verdad es que todas las profesiones están sujetas a los cambios.

Los periodistas han tenido que adaptarse a las nuevas narrativas surgidas en la Era 2.0 (Internet); también los ingenieros cuentan ahora con programas de ordenadores que les permiten crear estructuras en casi la mitad del tiempo que demandaban en la antigüedad. Los educadores tienen que estar al tanto de la actualidad mundial, y por ende, económica, política y social. ¿O es que en 1940 era necesario hablar en un salón de clases sobre familias homoparentales, de infantes transgénero, o incluso del bullying? No.

Supongamos que un ingeniero que aún realiza cálculos estructurales de forma manual compite por un empleo, contra uno que maneja programas de ordenador, haciéndolos en un periodo de tiempo menor; ¿quién crees tú que se quedaría con el cargo?

La fórmula es simple: formarse y tener éxito o no hacerlo y quedar rezagado.

¿Cuáles son los caminos que puedes recorrer para seguir aprendiendo?

En la actualidad hay mucha variedad y ésa es una gran ventaja. Por ejemplo, existe accesibilidad a cursos gratuitos online, presenciales y/o semipresenciales. Pero además, está la posibilidad de cursar programas impartidos por reconocidas universidades a nivel mundial, tal y como lo hemos al principio de este artículo. Esto es algo que no deberías desaprovechar.

Puedes también asistir a charlas, congresos, seminarios, talleres u otras actividades que se refieran al tema que sea de tu interés, que le aporte innovación a tu perfil profesional y que sobretodo, pueda abrirte al campo laboral y ubicarte en un empleo al que puedas aportar lo mejor de ti y a la vez sacarle el mayor provecho.

Quién sabe, tal vez el éxito esté más cerca de lo que imaginas. Todo es posible con el entrenamiento adecuado.

Compartir

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí