El Estado Islámico reivindica el último atentado en París

36
La policía registra el coche que utilizaron los terroristas para cometer el atentado en el centro de París
Publicidadbanner-Montakit-750

La policía francesa busca a un segundo terrorista relacionado con el ataque de ayer en París, que dejó un policía muerto y otros dos heridos.

Agencias / elmundo | Un hombre disparó ayer a las 21 horas contra un coche de policía en los Campos Elíseos de París, mató a un agente e hirió a otro dos, antes de ser abatido a su vez por una patrulla cuando trataba de huir. Además, en el ataque también resultó herida leve una turista.

La Policía busca a un segundo sospechoso en conexión con el tiroteo, que ha sido identificado por las Fuerzas de Seguridad belgas, según ha asegurado el portavoz del Ministerio del Interior galo, Pierre-Henry Brandet.

“Las pistas son de carácter terrorista”, dijo François Hollande poco antes de que el Estado Islámico (IS) reivindicara el ataque a última hora de la noche. El presidente francés, ha organizado hoy una reunión de crisis con los miembros de su Gobierno responsables de la seguridad interior y exterior, así como con los máximos dirigentes de los servicios secretos, de las fuerzas del orden y del Ejército.

“El autor del ataque de los Campos Elíseos, en el centro de París es Abu Yussef, ‘el belga’, y este es uno de los combatientes del IS”, escribió Amaq, la agencia del grupo terrorista.

El Ministerio del Interior, que no descarta que haya un segundo atacante, indicó que el agresor utilizó “un arma automática de guerra”, muy probablemente un fusil ametrallador como el Kalashnikov. Eso le permitió disparar muchas veces en pocos segundos contra un coche de policía que permanecía estacionado en una acera de los Campos Elíseos, muy cerca del restaurante Fouquets.

El hombre llegó al lugar a bordo de un automóvil, descendió de él y disparó de forma inmediata, sin gritos ni amenazas. Luego empezó a correr mientras seguía disparando. Un agente de una patrulla a pie le disparó a su vez y lo mató, según testigos presenciales.

Decenas de coches policiales y un helicóptero acudieron rápidamente a la zona con tres objetivos: desalojar al público, buscar posibles cómplices del agresor y asegurarse de que en el automóvil, un Audi que figura a nombre de Karim C, no había explosivos. Aunque la policía ya ha identificado al autor del atentado, se niega a revelar su nombre porque “hay operaciones en curso”.

Según AFP, el presunto autor del tiroteo era objeto de una investigación antiterrorista y había estado preso a partir de 2005 por haber intentado matar a policías, informaron fuentes judiciales. Había sido detenido nuevamente el 23 de febrero pasado tras haber manifestado su intención de matar a policías, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas, según las mismas fuentes.

Atentado a tres días de las elecciones

Dos de los candidatos a las elecciones presidenciales, la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon, decidieron cancelar los actos que tenían previstos para el viernes, último día de campaña antes de la votación del domingo. Los otros les siguieron. Todos transmitieron mensajes de condolencia a la policía y a la familia del agente muerto.

El Frente Nacional protagonizó una descarada manipulación del suceso a través de las redes sociales. Difundió una presunta fotografía del presunto agresor, difundió su presunto nombre y utilizó la muerte del agente de policía para hacer propaganda electoral, con mensajes sobre el programa de firmeza antiyihadista de Marine Le Pen y afirmaciones de que cosas así no sucederían con Le Pen en la presidencia. En el Ministerio del Interior se expresó un malestar profundo por la maniobra del partido ultraderechista.

François Fillon declaró que la lucha contra el terrorismo, del que se ha hablado poco en la campaña electoral, debía convertirse en “la prioridad absoluta”. El ataque de París, en un lugar tan estratégico como los Campos Elíseos, supuso una conmoción antes de las elecciones. Cabía suponer que el tiroteo sobre los policías podía beneficiar a los candidatos de línea antiterrorista más dura, Fillon y Le Pen.

Nueva gasolinera en Fuenlabrada