El rector de la URJC, Fernando Suárez, gastó 7 millones en comprar el Palacete de Millán Astray

El edificio comprado por la URJC está ocupado por el Grupo Hogar Social. Foto: El Mundo.es

Con el caso de los plagios latente, la URJC adquirió en diciembre un palacio en el barrio Salamanca de Madrid para la “promoción de imagen”. El rector Fernando Suárez puso de ejemplo a la universidad Westminster de Londres para justificar la compra de un edificio singular en el centro, donde la Universidad Pública tiene ya otras dos sedes.

La Universidad Rey Juan Carlos invirtió en Diciembre del 2016 más de siete millones de presupuesto público en el Palacete donde murió Millán Astray, cuyo propietario era el Ministerio de Defensa. Según el convenio presentado el mes de Julio del año pasado se realizó la inversión  para reformarlo y darle un uso indefinido, aunque relacionado con “promocionar la imagen de la universidad”.

La operación de compraventa se hizo efectiva el 2 de diciembre, cuando ya era conocido el escándalo de los plagios del rector. Ese día se desembolsaron los siete millones de euros procedentes de la financiación pública de la universidad.

Diez días después, el palacete fue ocupado por el grupo neonazi Hogar Social que dice dar comida y asistencia solo a españoles en este histórico edificio.

Hasta su compra por la URJC, el palacio estaba adscrito en favor del Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria de la Legión, el cuerpo que fundó Millán Astray, y estaba en la cartera de inmuebles del Instituto de Vivienda del Ministerio de Defensa, que no ha hecho subasta sino una venta directa.

El inmueble, de 1.500 metros cuadrados tiene también jardín, un pabellón anejo y garajes y está en pleno barrio de Salamanca de Madrid, uno de los más caros de la capital, concretamente en la calle Velázquez, 107.

La Universidad Rey Juan Carlos tiene sus campus  en Móstoles, Vicálvaro y Fuenlabrada. Sin embargo, en el centro de Madrid ya tiene dos sedes: una en la plaza Manuel Becerra (Salamanca) y otra en la calle Quintana (Argüelles).

Con esta inversión de siete millones, más una importante reforma que no aparece detallada en el presupuesto de la URJC en 2017, el rector señaló ante su gobierno que quiere “potenciar las conexiones internacionales y favorecer la captación de alumnos de posgrado” a través de esta sede, sin especificar cómo.

Para que la compraventa se hiciera efectiva, se facultó a Fernando Suárez para acudir al notario a ejecutar la adquisición, sin que se requiera la supervisión de ningún otro organismo, cosa que hizo efectiva el 2 de diciembre.

Fuente: El Diario.es

Publicidadbanner-Montakit-750