El PSOE navega en sus recuerdos para cerrar la campaña

4162
Manuel Robles en el mitin final de campaña en Fuenlabrada | Fn
Publicidadbanner-Montakit-750
  • En un cierre de campaña electoral en el Búlevar de la calle Francia, el PSOE de Fuenlabrada celebró un emotivo mitin final con el nombre de Adrián Pedro Martín en el recuerdo.
  • Un evento que contó con la presencia de Lucila Corral, diputada nacional; Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente; José Quintana, exalcalde y candidato en las listas a la Asamblea de Madrid; y, por supuesto, Manuel Robles, candidato a la Alcaldía de Fuenlabrada. 

Cuando el Sol se escondía bajo un bloque de edificios que velaba la calle Francia y al ritmo de Mago de Oz, Lucila Corral daba comienzo al último acto de campaña arrancando éste pidiendo un minuto de silencio en memoria del concejal fallecido en la mañana del miércoles, Adrián Pedro Martín. Las cerca de quinientas personas allí congregadas respetaban esos sesenta segundos con un riguroso silencio. Al finalizar ese gesto emocionante, Lucila Corral alegó al sentimiento socialista para pedir que “esta candidatura se merece una mayoría amplia”. 

Lanzando un pequeño mensaje a otra formación, la diputada defendió la gestión municipalista de Robles: “Unos dicen que pueden, nosotros hemos podido”. Con el calificativo de “mejor alcalde de España” definió Corral a un Robles que escuchaba atentamente en primera fila. Y buscando en el baúl de los recuerdos, la política haciendo un recorrido por la mandato del PP en los últimos años arrancó un aplauso del público: “Son unos impresentables, sólo miran por sus amigos”. “El PP sólo rescata a los poderosos, a los bancos”, aseveró. Con un discurso didáctico y acelerado, Lucila recordó lo que ha hecho el gobierno de Mariano Rajoy con las pensiones, lo que ha hecho el gobierno de Ignacio González con la sanidad de la Comunidad de Madrid y con los fondos europeos. Un discurso crítico que se cerró con un encargo a Ángel Gabilondo en comparación con el actual gobierno regional: “Si gobernamos en la Comunidad de Madrid, seremos generosos con los que peor lo están pasando”. 

Un muro contra la desigualdad

Si para Corral, Manuel Robles es “el mejor alcalde de España”, para el exalcalde Quintana, el actual candidato es “un muro contra la desigualdad”. Una definición que fue de la mano como contraste de las políticas sociales que realiza, según Quintana, el Partido Popular: “Madrid es una de las regiones más ricas de Europa y de las más desiguales por culpa del PP, un gobierno que no le importa que la gente sufra”.

Si la diputada nacional, Lucila Corral, enumeró los que son para ella los puntos débiles del PP, uno de los hombres de Gabilondo dio un paso más didáctico y completó la información con datos: “Ahora hay 10.000 profesores y 5.000 médicos menos, hay 2.000 viviendas regaladas a fondos buitres. Se ha desmantelado las políticas sociales”.

Siguiendo con los recuerdos y después de dedicarle unas palabras a Adrián Pedro Martín, José Quintana volvió a recordar que “hay que apoyar al PSOE para que siga luchando ante las desigualdades”. Y ya en una frase casi desesperada, el exalcalde fue tajante: “Que salga cualquier cosa menos el PP. Deben pagar por su gestión”. 

“Gota a gota se hace el río”

Un río con vitalidad es para Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente, los servicios públicos que se crearon con gobiernos socialistas. Unas políticas en las que hay que “trabajar con la mayoría y para la mayoría”, en recuerdo al eslogan que baña esta campaña socialista. 

Evocando a Kant, como diría Ángel Gabilondo, para Narbona “la mejor política es la de la honradez”. Y en esa política de la honradez, la exministra encuentra en Robles el mejor exponente. Como hicieron el resto de ponentes, la política invocó al espíritu de los más mayores al nombrarles la lucha que mantuvieron para construir la democracia vigente en España: “Pido un aplauso a los mayores que vieron nacer la democracia”. Pero las palabras cambiaron y con un tono más intenso también tuvo unas frases para “los nuevos”: “Me parece lamentable que los que nacieron después de la Constitución digan que van a construir la nueva democracia: los mayores también la construirán”. Y en un mar de recuerdos, Narbona dio pie a la intervención de Manuel Robles. 

No olvidar la historia

Con el recuerdo a su número siete al que definió como “un referente” y con el orgullo socialista por bandera, Robles subió al escenario para cerrar el acto. Así, montado en el Delorean, el candidato quiso advertir de que “una ciudad para su futuro no puede olvidar su historia”. “Siento orgullo de ser socialista y ver cómo hemos transformado la ciudad entre todos”, se vanaglorió el candidato por lo realizado en Fuenlabrada.

Si Quintana le tiró un guante en forma de halagos, Robles le devolvió el piropo y le hizo culpable a él y a Rocha, los dos últimos alcaldes, del avance fuenlabreño. Un desarrollo de la ciudad en la que “la educación es la mejor manera de corregir la desigualdad”, por eso el socialista hizo hincapié en las políticas educativas de la última legislatura acordándose del “esfuerzo del PSOE” en ampliar las becas.

“Hemos hecho de gobierno regional”, es una de las frases más pronunciadas en la agrupación socialista y por eso mismo, para Robles, el mensaje principal que lanzar a los vecinos no es otro que: “El PSOE no les va a defraudar”. Una suerte que ya está soltada y que el domingo los ciudadanos decididirán.

Y ya cuando la temperatura bajaba sobre el Búlevar de la calle Francia y cuando las rosas empezaban a volar lanzadas por los socialistas, el PSOE de Fuenlabrada cerraba una campaña intensa donde nombres como Pedro Sánchez, Ángel Gabilondo, Antonio Hernando o Cristina Narbona hicieron parada en la localidad para apoyar a uno de los baluartes del partido, Manuel Robles. Una campaña larga en la que la agrupación se juega una ciudad que nunca ha perdido. El domingo se verá.