Desmantelada una banda que compraba coches siniestrados y los arreglaba con piezas de otros robados para venderlos

89
Comparecencia de la Delegada del Gobierno y las fuerza del orden del Estado

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han desmantelado un entramado delincuencial perfectamente estructurado y organizado integrado por 22 personas, especializado en el robo, receptación, manipulación y posterior venta fraudulenta de vehículos de alta gama por toda España, pero especialmente por la Comunidad de Madrid.

Europa Press | En la operación se han recuperado 64 vehículos, se han intervenido cientos de piezas y se ha logrado poner al descubierto un entramado empresarial dirigido al blanqueo de capitales, ha informado esta mañana en rueda de prensa el jefe de la operación, el teniente de la guardia civil Antonio Abel Marín y la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

Los ahora detenidos operaban organizados piramidalmente, en escalones y de manera jerarquizada. Para ello, el jefe de este entramado se encargaba de invertir importantes cantidades de dinero en comprar vehículos provenientes de siniestros, todos ellos de alta gama, procediendo posteriormente a encargar al subgrupo especializado en el robo de automóviles para que sustrajeran los vehículos de igual marca y modelo que los que querían “reparar”.

A continuación, ocultaban los vehículos en una de las naves, los despiezaban y posteriormente se trasladaban las piezas a otras naves a una localidad próxima donde otros componentes de la organización operaban como chapistas y mecánicos para ensamblar los vehículos adquiridos a bajo precio por ser declarados siniestros por las compañías aseguradoras.

Este grupo operaba a en toda la Comunidad de Madrid, con un alto grado de organización y disciplina impuesto por sus dirigentes, los cuales tienen un amplísimo historial delictivo y que contaban con cuatro de los más especializados ladrones de vehículos de la región, capaces de burlar los más sofisticados sistemas de seguridad de los vehículos.

Tras reparar y alterar todos los elementos identificativos, los vehículos eran vendidos a terceras personas ajenas, a través de anuncios que se interponían en páginas web especializadas en la venta de artículos de segunda mano, consumándose así grandes estafas.

Publicidadbanner-Montakit-750

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí