Deportes de riesgo

Practicando un deporte de alto riesgo
Publicidad

¿Es necesario practicar deportes de riesgo o de alto riesgo? ¿A qué denominamos deporte de riesgo? ¿Es moral o inmoral, es necesario o innecesario para la sociedad y para el Estado, para el individuo y para las familias que algunos individuos practiquen un deporte o una actividad que denominamos deporte que tiene un alto índice de riesgo para la vida del que lo práctica, total o parcialmente…? ¿El Estado y la sociedad deberían prohibir los deportes de alto nivel de riesgo?

1. Es obvio y evidente que toda actividad humana presupone un riesgo, a distintos niveles para el ser humano, pero una actividad puede ser necesaria o innecesaria.
¿Existen docenas o cientos de deportes, por qué se debe practicar un deporte que es un enorme riesgo para la vida humana…? ¿Pueden existir otros deportes, que desarrollen variables cognitivas, intelectuales, de voluntad, del esfuerzo físico, de marcas y el deportista no correr tanto riesgo, no poner en vida o en tanto riesgo su propia vida y su propia existencia…?

¿Qué variables o parámetros deberíamos fijar para conceptualizar si un deporte es de alto riesgo o no lo es? ¿Debería sobre el deporte como sobre cualquier otra actividad, ser analizado por los expertos en ciencias sociales, en moralidad y ética y con otras variables, incluida la económicas para poner un límite a la actividad del deporte, y algunos al final ser prohibidas por la sociedad y el Estado, porque no aportan un beneficio suficiente, y si aportan un alto riesgo de accidentes graves, incluso la muerte…?
Algunos especialistas indican una serie de deportes que se pueden considerar de alto riesgo, entre otros y nadie se rasgue las vestiduras: Paracaidismo, snowboard, alpinismo, motocross, ciclismo de montaña, kitesurf, windsurf, bungee jumping, surf, parapente, rafting, skateboard, etc.

2. Por tanto, al menos nos debemos hacer algunas preguntas, a nivel individual, a nivel de las entidades que se dedican al deporte, al nivel de las sociedades y desde luego de los Estados:

– ¿Puede una persona poner en riesgo su salud, en todos sus sentidos o incluso su vida, por practicar un deporte? ¿No estamos hablando de una actividad económica necesaria, no es lo mismo las carreras de coches, todos juntos, que existen altos riesgos de accidentes, que realizar lo mismo independientemente unos de otros, y no todos a la vez, que jugarse la vida un transportista que traslada galletas de un lugar del mundo al otro…?

– ¿La sociedad y el Estado y los diversos entes que configuran este mundo tienen alguna obligación de poner coto y límites a las actividades deportivas? ¿A todos los deportes existentes, de todos los tipos y clases, poner reglas y normas para intentar que sean menos peligrosos, y por otro lado, los que tienen un alto nivel de riesgo, no considerarlos actividades deportivas? ¿Y también de alguna manera ser ilegales dichas actividades y por tanto sancionadas por la autoridad correspondiente, en los casos que se crean convenientes…?

– ¿Igual que existen códigos éticos en cualquier actividad, o deberían existir, códigos deontológicos también deberían existir en el deporte, en el deporte en general, y desde luego estos códigos deberían prohibir algunos deportes o limitarlos o ponerles algunas reglas concretas…? ¿Inventar variables de los deportes para que sean menos peligrosas…? ¿En boxeo por ejemplo, cuántos golpes da un pugilista a un saco en diez minutos…?

– ¿Si niños y adolescentes no pueden realizar algunas actividades, por ser peligrosas o por salud o por moralidad, también deberían serles prohibido practicar algunos deportes, incluso asistir a ellos…?

– Creo que se deberían crear comisiones de estudios sobre esta cuestión, a nivel nacional. Creo que se deberían crear un debate a nivel de los medios de comunicación, y por tanto, se empezase a dar ideas y sugerencias, argumentos, datos a favor y en contra de cada deporte en general, o por grupos. Creo que las autoridades sociales deberían entrar en este tema y tomar postura después de todos los estudios realizados desde todos los puntos de vista…

– Por lo cual nos lleva a la realidad que algunas actividades que denominamos “juegos o, y fiestas”, aunque no sean deportes también se deben analizar bajo estos parámetros o estas variables o indicaciones…

3. Sé que este tema como cualquier otro tiene muchas aristas y muchas perspectivas, sé que este tema como otros cientos, el escribidor de estas palabras no es un experto, y por tanto, a nadie deseo engañar, ni con mis palabras, ni con mi presunta sabiduría. Pero si pienso que es mi obligación como observador-pensador-escritor de artículos de opinión intentar que el hipotético lector reflexione sobre este tema o sobre cualquier otro…

Para terminar sé como he indicado que existen muchas perspectivas, pero me pregunto y les pregunto a ustedes, ¿qué pensará un padre o una madre ante el cadáver de su único hijo/a, cuándo a las tres de la mañana estén en el tanatorio con su único hijo/a fallecido en un deporte de alto riesgo…?

¡Me pregunto que pensarán y qué sentirán y qué dirían ellos en esta situación…!

Jesús Millán Muñoz | @jmmcaminero

Publicidadbanner-Montakit-750