David Movilla: una rajada, varios errores

4297
David Movilla en la rueda de prensa en el Fernando Torres | Fn
Publicidad

Pertenezco a una línea de pensamiento periodístico que cree que la opinión de un informador, generalmente, importa poco. Cabe mucho en el periodismo deportivo, que es donde me muevo, por la tremenda carga subjetiva de la competición. Pero eso no significa que importe más que en el resto de “periodismos”. Como digo, mi opinión importa poco, pero tras conocer las declaraciones de David Movilla, técnico del Barakaldo, al final del encuentro contra el Fuenlabrada (dejo el enlace al final) me ha apetecido decir lo que pienso. Una opinión que vale tanto como la de cualquiera, por cierto, y que no es ni pretende ser la verdad absoluta.

Da la sensación de que el entrenador del Barakaldo traía ya el veneno incubado de casa. Por lo que ha dejado ver, no le gustaron las declaraciones de Morientes en la previa, cuando dijo que hubo entradas importantes en la ida y que el mejor, Noguera, terminó lesionado. La respuesta de Movilla es defensiva, como si tuviera que justificarse por haber jugado así en su casa. Si son parte de tu juego la intensidad, la presión y el contacto, no es necesario echar balones fuera y decir que el contrario se llevó más tarjetas. Así es como cree que debe jugar su equipo y, de hecho, en el Torres ha repetido el planteamiento frenando con dureza a Jorge Ortiz. Es legal, es lícito y, si apuestas por ello, luego no reniegues. Mientras que el colegiado lo permita, es una opción más.

Otro aspecto, ya más futbolístico, es que David Movilla dijo que al Fuenlabrada le va muy bien el campo del Torres y que, en los buenos campos, no lo hace bien. Es un golpe innecesario, y además no es cierto. Habla desde el desconocimiento, lo cual es de lo más lógico. No tiene que estar pendiente de lo que hace el Fuenla, pero ya que la tira, que la tire con acierto. Al Fuenla, en toda su extensión, no le gusta nada el estado del césped. No les permite realizar del todo bien el juego que desean, y se quejan a menudo. Que los resultados terminen siendo favorables es una cosa; la comodidad sobre el campo es otra. Y el Fuenla, en los buenos campos, es donde normalmente se ha sentido mejor. En el más perfecto de la categoría, el de Valdebebas, se sintió como en casa. En Guadalajara, igual. En Toledo estuvo cómodo, pese a sufrir. Y en Irún perdió por hacerlo mal, no por el campo. No sé en qué campos jugará el Barakaldo de Movilla, pero supongo que son los mismos en los que juega el Fuenla, y ganan jugando bien, mal o regular. Y sin aludir al terreno, imagino. En campos peores que el Torres habrán ganado, seguro.

Hay un último detalle en este apartado. Cierto es que el Barakaldo le saca veinte puntos al Fuenla. Que no fue “inferior” al Barakaldo durante el partido o que compitió a su nivel. Puede ser verdad, pero no es un signo de respeto ir a la sala de prensa de un equipo rival para tratarle como un ser inferior, un David ultravitaminado que casi se carga a Goliat. Parece haber olvidado que, de los dos partidos que ha perdido (en 23 encuentros, enhorabuena), uno de ellos fue contra un Getafe B que ahora es penúltimo. O ha olvidado lo difícil que es este grupo, o la buena marcha de su equipo (que no ha sido nada fácil) le ha hecho perder la perspectiva. Durante 90 minutos se compite, estés en la posición que estés aunque el rival te saque veinte puntos.

Hasta aquí lo futbolístico, porque luego entra en un juego desagradable directamente contra el entrenador, Fernando Morientes. Seguramente tengan cuentas pendientes entre ellos, porque si no no se explica semejante ataque al entrenador local. Desde su perspectiva de entrenador de éxito (que lo es), Movilla se pone por encima, al menos en experiencia. Y deja caer que, por nombre, le terminarán ofreciendo un banquillo en Primera. Dejando a un lado la profecía, Morientes no tendrá la experiencia como entrenador, pero como hombre del fútbol tiene un máster. Pocos pueden presumir de haber vivido tantas cosas, tantos éxitos y fracasos, al más alto nivel. Como entrenador está haciéndose camino, pero en el fútbol él ya ha ido y vuelto por esa carretera. Conocimiento tiene sobrado.

No termino de saber si hay algo más entre ellos que no sepamos (dejó ver que Morientes le había dicho en algún momento que nunca entrenaría en Primera, algo que servidor no ha llegado a comprobar). Pero no creo que lo mejor sea que, tras terminar un partido duro para tu equipo, en la primera pregunta descargues la artillería sobre el técnico rival, y más con temas alejados del encuentro. Siempre he pensado que ese tipo de trapos se deben solucionar entre los interesados, y no con público. Y si el público tiene micrófonos, aún menos. Porque al final, de un partido fantástico, lo que ahora nos queda es una polémica de lo más estéril. Y aquí estamos para hablar de fútbol, afortunadamente.

PD: Movilla presumió de haber ascendido al Leioa hasta Segunda B (lo cual tiene un gran mérito, indiscutible), pero ya dijo que subirá a Segunda con el Barakaldo. A 31 de enero, jornada 23. Su equipo es líder, tiene los playoff de ascenso casi asegurados…eso es una cosa. Pero para ascender queda un largo camino en playoff. Ojalá lo consiga porque su equipo lo merece, pero lanzar esa profecía al viento es de lo más arriesgado. Puede cambiar la dirección y que el viento se la devuelva con fuerza. Queda mucho para que podamos comprobarlo.

Publicidadbanner-Montakit-750