Cs Fuenlabrada considera que los impuestos para 2018 perjudican el bolsillo de los vecinos

La portavoz de Cs, Patricia de Frutos, critica que “una vez más, PSOE e IU hayan calculado las Ordenanzas Fiscales sólo para que los números cuadren, sin contar con el beneficio vecinal y empresarial”.

801
Patricia de Frutos, portavoz de Ciudadanos, en su despacho del Ayto. de Fuenlabrada

La portavoz de Ciudadanos (Cs) Fuenlabrada, Patricia de Frutos, ha asegurado que las nuevas Ordenanzas Fiscales aprobadas en Pleno “favorecerán la fuga de empresas y eliminarán el efecto llamada para las nuevas, además de perjudicar notablemente el bolsillo de los vecinos”.

“Una vez más, PSOE e IU calculan los impuestos sin contar con el beneficio vecinal y empresarial en Fuenlabrada y sólo para que los números cuadren”, ha criticado la concejal de Cs, en referencia a la reducción del IBI anunciada por el gobierno, que ha criticado que “sólo se traducirá en sólo unos céntimos en su dimensión urbana, mientras que en dos de los tres apartados restantes (determinadas naves, centros comerciales, oficinas y superficies similares así como bienes de uso industrial), congela los tipos en el máximo permitido por la Ley”.

Sobre la rebaja en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, una petición de Cs Fuenlabrada, De Frutos ha defendido que “es puro maquillaje, y una pseudorrebaja que afecta sobre todo a los vehículos de menos de 8CV fiscales, siendo el ahorro en el mejor de los casos de tres euros”, incidiendo en que “el resto del parque automovilístico de Fuenlabrada incluyendo a  camioneros, propietarios de autobuses y tractores y otros autónomos seguirán pagando el máximo”.

Por último, la edil de Cs ha querido resaltar la injusticia que supone la enésima subida del Impuesto de Actividades Económicas, una “sangría impositiva”, que “no solo vaciará el bolsillo del vecino, sino también el tejido empresarial de Fuenlabrada, ya que ahuyentará a las empresas existentes, y espantará a las que podrían estar interesadas en venir”.

De Frutos ha concluido arremetiendo duramente contra el “lamentable intercambio de ataques personales que PP, PSOE e IU mantuvieron durante el debate”, sosteniendo que “esto demuestra que cuanto más vieja es la política, más antiguas son las rencillas que arrastran. Mientras, pierden el tiempo y no tratan lo que verdaderamente afecta a los vecinos, que son los impuestos”.

Publicidadbanner-Montakit-750