Cristina Cifuentes podría ser imputada en un supuesto delito de prevaricación

Cristina Cifuentes y el empresario Arturo Fernández en un acto del año 2015 | Foto: A. di Lolli

Según uno de los informes de la UCO, que forma parte del caso Púnica y que era secreto hasta hoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, será investigada por una supuesta incompatibilidad en la adjudicación del contrato de la cafetería de la Asamblea de Madrid, por su papel como patrono de Fundescam y por haber sido una de las responsables de campaña electoral del PP madrileño.

“Los elementos probatorios puestos de manifiesto en el presente Informe Policial y relativos a los hechos descritos en el mismo podrían ser constitutivos de la comisión de los supuestos delitos de prevaricación continuada y cohecho”, dice uno de los informes policiales que forman parte de la pieza de Púnica.

Tras analizar la contratación al Grupo Cantoblanco, la UCO aprecia una “coincidencia entre integrantes del órgano de contratación y del comité de expertos con miembros del Patronato FUNDESCAM e integrantes del Comité de Campaña como Cristina Cifuentes, quien compatibilizó el ser miembro del comité de expertos con la responsabilidad de ejercer como presidenta de la Mesa de contratación, circunstancia contraria a la legalidad y que vulnera la imparcialidad que debe presidir la actuación de la presidenta de la mesa de contratación”.

Esta circunstancia la sitúa además como “interviniente en las valoraciones arbitrarias y en la aprobación de esas mismas valoraciones efectuadas por la mesa de contratación en una decisión con potestad resolutoria. Asimismo, pertenecía al Patronato de Fundescam cuando se efectuaron las aportaciones de 160.000 euros del empresario Arturo Fernández, administrador de Cantoblanco, cantidades que fueron destinadas a sufragar gastos de campaña”, según el informe policial.

La Guardia Civil ve una presunta relación entre Cifuentes y el dinero entregado por Arturo Fernández a la fundación del PP. La presidenta de la Comunidad podría haber influido para valorar al alza la oferta del empresario en el contrato de la cafetería de la Asamblea, para posteriormente presidir la mesa en la que se adjudicó dicho contrato.

El informe la relaciona también como patrona de Fundescam, que recibió 160.000 euros del mismo empresario. Fundescam es una fundación del PP que, bajo el manto de labores sociales, habría sido utilizada para captar fondos, en algunos casos públicos, para financiar el partido.

La UCO se refiere a Cifuentes en estos términos en la pieza hasta ahora secreta de Púnica: “Algunos empresarios cómo Arturo Fernández Álvarez fueron adjudicatarios de determinados contratos públicos en los que se han detectado múltiples irregularidades penalmente relevantes y donde habrian participado cargos públicos que también pertenecían por entonces al Patronato de Ia Fundación Fundescam cuando se efectuaron las aportaciones económicas detectadas, coma es eI caso de MARIA CRISTINA CIFUENTES CUENCAS; hechos que han dado lugar a la elaboración de un Informe Policíal complementario al presente”.

Publicidadbanner-Montakit-750