Creaciones: Poemas Luís de Góngora

Luis de Góngora, poeta español del siglo de oro

Esta obra es un libro de artista, ejemplar único, libro único, titulado: “Poemas Luis de Góngora, VicMar (11-12) (M.A.)”

Consta de 107 hojas numeradas y firmadas, tamaño cartulina, 65 por 50 cms., pintadas por los dos lados. Contiene fragmentos de Poemas de Luis de Góngora. Ha sido realizada entre el 03 de diciembre del 2011 al 30 de marzo del 2012. Además firmada al final y certificada el 30 de marzo del 2012. Conservada y en propiedad esta obra del Museo del Patrimonio Municipal de Málaga (Mupam).

– Esta obra, es una pequeña obra maestra, tiene al menos cuatro niveles mínimos de interpretación:

1º Es un libro de artista, ejemplar único, libro único, siguiendo el género de esta forma de arte, por tanto, con sus hojas, etc., – como una especie de los antiguos libros manuscritos y miniados. Evidentemente con los estilos y tendencias y estéticas actuales…-.

2º Podría ser perfectamente un mural, poniendo una hoja al lado de otra, situándolo hipotéticamente entre metacrilato, y por tanto ser un cuadro-mural, visto por los dos lados, por ejemplo, dándole diferentes estructuraciones y combinaciones, según la cantidad de papeles u hojas se ponga en una dirección y otra.

Tendría un tamaño que sería una cuarta parte del Juicio Final de Miguel Ángel. Se podrían colocar las hojas en distinto orden, lo que podría percibirse y verse, una “obra que sería millones de veces diferente, un cuadro distinto…”.

3º Teniendo en cuenta, toda la multiplicidad de visiones-perspectivas que ofrecen los manifiestos artísticos, que el autor ha ido materializando y conceptualizando hace lustros, siendo  una instalación, etc. Véanse Manifiestos Artísticos…

4º Como obra de Arte total y Obra Total. Véase manifiestos artísticos.

– Hasta donde yo conozco, no hay nada en el panorama español y extranjero de una obra, de este tamaño, esta extensión y este trabajo – excepto las que este autor pintor ha realizado -.

Quizás, por diversas razones o motivos, conscientes o inconscientes, creo que esta obra, nadie se rasgue las vestiduras e una obra maestra, si permanecen todas las cartulinas y hojas unidas, porque creo que tiene una enorme cantidad de significante y significado, continente y contenido, materia y forma… y que por tanto puede envolver al ser humano, el ser humano tardaría mucho tiempo en interpretar todas las posibilidades de esta obra. Sin importar la firma o el autor, sino la obra en sí.

– Creo que al menos desde Chauvet, Altamira, Lascaux, posiblemente ya existiría pintura antes, porque no creo que de la noche a la mañana se pueda llegar a la perfección-genialidad de Chauvet, si no existe una tradición de siglos o milenios antes, creo que el ser humano ha considerado la pintura, como más que representación-forma-imagen, sino que la pintura es pintura, pero también es metapintura.

En esta tradición, se enmarca esta obra, y otras similares realizadas por este autor, intenta ir, con colores y formas y líneas, ir más allá de la pintura, más allá del significante-significado, contenido-continente. Asumiendo las vanguardias de estos dos siglos, desde las pinturas negras de Goya, pasando por Turner, los dibujos de Víctor Hugo, por todos los movimientos de estos doscientos años, pero también ir yendo un poco más, llevando al arte, lo que ha denominado este autor, “neovanguardia”, llevándolo un poco más lejos.

Hablan todos, hasta la saciedad, se les llena la boca, de nuevos caminos al arte. Aquí tienen unos cuantos y nuevos caminos, y pasa esta obra y otras, y los manifiestos artísticos sin pena, ni gloria.

A mi entender, esta obra, se tardarían años, mejor dicho décadas, en deducir-inducir la multitud de significados-contenidos-continentes-significantes que encierra. La multitud de espejos formales y materiales, contenidos y continentes.

Esta obra es de alguna manera, una especie de epopeya-épica del ser humano, de la humanidad que parafraseando a Hegel, se ve a si misma, toma conciencia de si misma, en la producción cultural, en este caso, de esta obra, que a su vez, es diríamos la síntesis de la evolución de siglos y milenios del arte, pero no solo del arte en sí, de multiplicidad de significados que el ser humano siente y arrastra y tiene y es y se refleja y busca y desea, es decir, esa mezcla y combinación que es el ser humano pasión-emoción-sentimiento-idea-percepción-concepto-voluntad-libertad-etc.

De alguna forma, nunca conseguida, pero si intentada es encerrar, toda la historia del arte y de la pintura, y de otros géneros artísticos en cien hojas, pintadas por los dos lados. Y éstas tiene cada una su autonomía, pero al mismo tiempo, todo conforma una totalidad, hablan entre ellas, diciéndose cosas.

Diciéndonos cosas… Toda pintura es mental, sirve para pensar-meditar-reflexionar-percibir. La pintura es más que color, es metacolor, podaríamos reinterpretar a Leonardo, “la pintura es una cosa mental”.

– El arte es un espejo-laberinto-esfera-palacio-catedral mental. Y al sumergirnos en una obra de arte, como ésta, por ejemplo, lo que estamos buceando es en el interior de nosotros mismos, en el exterior de nosotros mismos…, estamos intentando indagar en lo que somos como especie humana, como personas individuales, como humanidad y como Humanidad. Algo de lo que hemos sido durante milenios, algo de lo que somos ahora, y algo de lo que serán los que sigan después de nosotros…

Para no cansar más, para terminar, porque esta obra, lo que habría que es irla viendo despacio, aconsejaría al egregio museo que la tiene y cuida en propiedad, que podría intentar, mostrar una copia, aunque sea virtual u online, para que así, la población pudiese nadar en la multitud de significantes y significados que esta obra permite. Quizás, la Biblioteca Digital Mundial de la UNESCO haría un enlace como una obra digna de ser difundida para y por la humanidad.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí