Cómo alargar la vida de tu impresora

Imprescindibles aún en el mundo laboral, también a nivel doméstico hacemos bastante uso de las impresoras. Darles un buen mantenimiento es fundamental.

824
Un buen mantenimiento alarga la vida de la impresora
Publicidad

Hoy en día, tanto a nivel laboral como en el ámbito personal utilizamos una buena cantidad de dispositivos electrónicos. Uno de ellos es el ordenador, que puede ser de escritorio o portátil y que en algunas ocasiones se puede ver sustituido por los modernos smartphones o tablets. Otro son las impresoras, de las que podemos encontrar diferentes modelos y que se han convertido en el complemento imprescindible de casi cualquier hogar.

No obstante, a pesar de lo avanzado que pueden llegar a ser algunos modelos, a menudo pueden dar algún que otro problema. Pero hay una serie de consejos con los que lograremos que funcionen mejor, además de disfrutar durante más tiempo de ellas.

Toma precauciones cuando realices tareas de mantenimiento

Lo primero de todo es cuidarnos nosotros antes de empezar a cuidar nuestra impresora. No es lo mismo cambiar un cartucho hp 301 que abrirla para hacer una limpieza, evidentemente. Además, hay tareas que solo se pueden hacer con la impresora encendida.

Sin embargo, cada vez que quieras abrir la impresora para las tareas de mantenimiento, desenchúfala y asegúrate de que esté completamente parada. Así evitarás sufrir daños en las manos y la impresora tampoco se verá afectada.

Limpieza de cabezales

Si por algún motivo ves que de la bandeja de impresión salen hojas con líneas en las que no hay tinta donde debería, pero hay suficiente tinta, es señal de que alguno de los cabezales está atascado. Necesitarás hacer una limpieza previa para que la impresión vuelva a ser la adecuada.

Los cabezales son una de las partes de una impresora que más atención necesitan, ya que se encargan de la mayor parte del trabajo. Por eso, también son los que suelen dar más problemas a la hora de funcionar.

Si necesitas limpiar los cabezales, revisa la documentación de tu impresora para ver cuál es la mejor manera de hacerlo. Hoy, la mayoría de marcas y modelos tienen un sistema de auto limpieza, que con un par de botones hace las labores necesarias. Aunque si lo prefieres también puedes hacerlo a mano.

Si eliges la fórmula de limpieza automática, procura no tener que hacerlo muy a menudo. Tampoco lo hagas por si acaso, ya que cada vez que lo haces consumirás algo de tinta. Si repites el proceso de forma innecesaria, estarás tirando tu dinero.

Eliminar polvo y residuos

A veces es posible que se atasque una hoja. O que en la impresión aparezcan manchas de tinta en zonas en las que no debería haberlas. Además de hacernos perder el tiempo y tener que repetir el documento, lo cual no siempre da el resultado que deseamos, se trata posiblemente de la acumulación de polvo y algunos restos. A veces, se debe a que utilizamos tóner reciclado y en las juntas queden restos, que se depositan en el interior de la impresora junto al polvo. Si quieres evitarlo en la medida de lo posible, mira como reciclar un toner hp para que funcione perfectamente.

Abre la impresora y asegúrate de que es este el problema. Enseguida lo notarás, ya que verás dónde están las acumulaciones. Para retirarlo puedes utilizar aire comprimido, que se puede encontrar en sprays específicos para la limpieza de estos dispositivos. Hazlo con cuidado y procura que el polvo no se desplace de un lado a otro de la impresora, ya que podrías hacer que el problema fuera a más, por ejemplo obstruyendo los cabezales. También puedes valerte de bastoncillos de algodón y agua destilada, especialmente si la impresora es de inyección de tinta.

En cualquier caso, revisa las instrucciones del fabricante, ya que hay ciertas partes de la impresora que no se pueden frotar o que son demasiado delicadas y se pueden romper. Y si esto sucede, puede que no haya otra solución que comprar una impresora nueva o llamar al servicio técnico para que la repare.

Soluciona con cuidado los fallos mecánicos

Si quieres que tu impresora dure más tiempo, cuídala bien. Hasta un pequeño atasco de papel puede afectar en el futuro a la impresión. Por eso, cuando ocurra no te limites a tirar de la hoja rápidamente, porque es posible que al hacerlo fuerces las partes mecánicas e incluso se queden trozos dentro.

En su lugar, busca la forma adecuada de solucionar el atasco en tu modelo de impresora. Normalmente se recomienda coger con las dos manos y sacar despacio el papel para que no se rompa o se dañe alguna pieza interna.

También es importante que no cargues la impresora con hojas rotas o dobladas. Ni que pongas más hojas de las que puede aceptar el alimentador, porque es seguro que se producirá un atasco.

Invierte en piezas originales

Si quieres que la vida útil de tu impresora sea lo más larga posible, puedes tratar de cambiar las piezas que tienen desgaste. No solo se trata de cambiar los consumibles cuando estos se agoten, sino de realizar un mantenimiento concienzudo. Para ello no necesitas tener una impresora de gin formato en una empresa de Fuenlabrada. Cualquier dispositivo puede seguir funcionando más tiempo si se hacen las. Reparaciones adecuadas.

Para que sean lo más fiables posible, es mejor que las piezas de repuesto sean originales. A menudo puedes encontrar kits de mantenimiento que incluyen prácticamente de todo. Desde herramientas de limpieza hasta pequeños elementos responsables de que el papel se imprima de la forma adecuada, como rodillos de goma o engranajes.

Es evidente que siempre podrá haber un atasco, un error de impresión o una mancha en una hoja. Sin embargo, haciendo un correcto mantenimiento podrás reducirlos hasta el mínimo, mejorando la calidad de las impresiones y disfrutando mucho más de las prestaciones de tu impresora.

Sigue los consejos para cuidar tu impresora que hemos comentado y realiza las tareas que se ajusten a los que necesitas. Podrás comprobar cómo tu impresora funciona mucho mejor durante más tiempo.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí