Chavistas irrumpen con violencia en el parlamento venezolano

El gobierno venezolano realizó este miércoles un sorpresivo acto en la sede del Parlamento de mayoría opositora con motivo del Día de la Independencia, que sus adversarios tildaron de “asalto”.

663
Momento de la entrada de los chavistas en el Parlamento Venezolano. Foto: El Confidencial
Publicidadbanner-Montakit-750

Un grupo de simpatizantes del Gobierno venezolano irrumpió este miércoles por la fuerza en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, y causaron heridas a algunos diputados que se encontraban en el recinto para una sesión en conmemoración del Día de la Independencia de ese país.

Agencias | Al menos tres diputados opositores fueron heridos en la cabeza por seguidores del presidente Nicolás Maduro que irrumpieron violentamente este miércoles en la sede del Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, donde se realizaba una sesión especial por el día de la independencia, informaron legisladores.

Decenas de personas, algunas encapuchadas, con palos y tubos, y vestidas de rojo, entraron a los jardines del Palacio Legislativo y detonaron cohetes de fuegos artificiales, desatando el caos, constató un equipo de la AFP.

Instante de la atención a uno de los heridos en el Parlamento venezolano tras el asalto .
Foto: El Independiente

Los diputados Américo de Grazia, Nora Bracho y Armando Armas fueron golpeados fuertemente en la cabeza, según la legisladora Yajaira de Forero. De Grazia debió ser trasladado a un centro médico, donde era evaluado, confirmó su colega José Olivares.

El grupo se encontraba frente al edificio legislativo en un “plantón” de seis horas en rechazo a la oposición, pero durante un receso de la sesión solemne forzaron el portón y lograron llegar hasta los pasillos y entradas a los salones.

Las detonaciones fueron denunciadas también por la oficina de prensa de la Asamblea Nacional y algunos diputados.

Poco antes, el vicepresidente del Gobierno, Tareck el Aissami, había llamado “al pueblo de a pie” a que acudiera a la Asamblea, en una intervención en el Legislativo en la que acusó de traidora a la mayoría opositora y le recriminó haber “secuestrado” el Parlamento.

Periodistas que cubrían el acto en la Asamblea Nacional fueron obligados por los partidarios oficialistas a dejar de grabar y tomar fotografías, y a salir del Palacio Legislativo. Un de los hombres portaba un arma de fuego.

La crisis política venezolana se encuentra en una fase de alta tensión por protestas opositoras que dejan 91 muertos en tres meses, y debido a la convocatoria de Maduro a una Asamblea Constituyente.