Carreteras y Fomento rechazan el informe del PAU-5 de Parla

1655
Localización del posible PAU-5 de Parla
Publicidad

La Dirección General de Carreteras y el Ministerio de Fomento han vuelto a rechazar el informe presentado por la Junta de Compensación para desarrollar el polígono industrial PAU- 5 de Parla.

Según fuentes municipales, tras un primer rechazo la Junta de Compensación, formada por los propietarios de suelo, presentó un nuevo informe del que Dirección de Carreteras informó favorablemente, si bien mantenía algunos reparos que debían ser solventados.

Sin embargo ha sido el Ministerio de Fomento el que ha informado desfavorablemente, ha echado para atrás el proyecto y pide su rectificación, ya que aprecia varios problemas legislativos en la conexión del PAU-5 con la A-42, la autovía de Toledo.

En concreto, Fomento considera que se incumpliría la legislación ya que el desarrollo de las fases I y II generaría  “volúmenes de explotación” en la autovía que afectarían “negativamente” tanto al servicio como a la seguridad viaria de la A-42, aún con las medidas de acondicionamiento propuestas para cada fase.

Por ello reclaman que, para poder informar favorablemente, la Junta de Compensación deberá presentar una propuesta de medidas de acondicionamiento para que en cada fase se cumpla la legislación, medidas que serán preciso ejecutar con cargo al promotor de los desarrollos.

El informe también recoge cuestiones como la iluminación, para que las luminarias que se instalen en el desarrollo industrial y comercial no deslumbren a los automovilistas, y que se especifiquen los límites de edificación de la zona.

Por su parte el grupo de la oposición MOVER Parla ha señalado que, puesto que el Plan Parcial no podrá ser aprobado en esta legislatura, se trata de un “duro golpe para el futuro de la ciudad”, ya que “el gobierno del PP de Parla ha basado tanto los planes de ajuste como el Plan Económico Financiero en los mayores ingresos, por las tasas derivadas del desarrollo del PAU5”.

Beatriz Arceredillo, portavoz de MOVER Parla, apunta que “la intervención municipal ya alertó en todos sus informes con respeto a los diferentes planes de ajuste aprobados y sobre el PEF que los cálculos del gobierno eran irreales, puesto que es necesario, primeramente, que se aprueba el Plan, para después urbanizar la zona industrial y atraer empresas”.

La edil también señala que una de las empresas que se instalará en esta zona, la multinacional LIDL, depositó un aval de 14,7 millones de euros con una cláusula que “en caso de no ser aprobado el Plan Parcial en el plazo de un año tras la firma de escrituras tendría el derecho a cancelar el contrato y el aval”.

Ya en el pasado mes de marzo el gobierno municipal informó de que el Ayuntamiento estaba a la espera de un informe de Demarcación de Carreteras del Estado que pedía la construcción de un nuevo carril de entrada a Parla Centro, por lo que el Ejecutivo que preside Luis Martínez Hervás intenta involucrar al resto de administraciones porque se trata de “obras costosas” y debido a que el Estado no invierte en la A-42 “desde el año 2004”.

De hecho en el último año la Junta de Compensación del PAU-5 aumentó la inversión inicial para cumplir las peticiones en cuanto a accesos que hizo Demarcación de Carreteras y que propiciarían su informe favorable.

Fuentes municipales recuerdan que cuando el PP llegó a la Alcaldía, una de sus primeras medidas fue aprobar de forma inicial en Junta de Gobierno el Plan Parcial del parque empresarial PAU-5, que llevaba más de ocho años paralizado y que cuenta con casi cuatro millones de metros cuadrados con más de 300 propietarios diferentes y que acogerá nuevos desarrollos empresariales.

El equipo de Gobierno estima que, únicamente en licencias urbanísticas, se podrían ingresar en las arcas municipales más de cien millones de euros con el desarrollo de este plan, algo que se ha previsto en el Plan de Ajuste enviado al Ministerio de Hacienda tras su aprobación en Pleno.

Dejar comentario

Escriba su comentario
Escriba su nombre aquí