Cambia la fisonomía de un pueblo

34
Sede del Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio
Publicidadbanner-Montakit-750

No sé si existe una norma urbanística que sea ¿construya qué y cómo quiera?

Sr. Director:

Soy una vecina del pueblo de Moraleja de Enmedio, allí invertí todos mis ahorros, los de muchos años, para que mi hijo creciera en un lugar tranquilo, un ambiente agradable y en contacto con la naturaleza.

Actualmente desde el jardín, lo único que puedo contemplar es una gran fachada de doce metros de altura, y los ojos expectantes de las ventanas del vecino. Mis ahorros gastados, la intimidad rota y una considerable disminución del sol y la alegría que conlleva. Por no contar lo poco comparable que es ver una enorme fachada, frente a un maravilloso cielo azul.

Pongo todo mi empeño en conocer cómo es el plan urbanístico que no cuida la altura, ni las alineaciones y mucho menos la estética y belleza del lugar.

Me encuentro con semisótanos, totalmente aéreos, como si de primeras plantas se tratasen. Tejados y cubiertas a más de cuatro metros, con buhardillas, que son segundas o terceras plantas encubiertas. Soy una ciudadana de a pie que observa que en terrenos parecidos se construye cada vez casas más grandes y de mayor altura. Ahora, aunque de a pie, conozco un poco más los términos urbanísticos.

Cada terreno según la zona y los m2 tiene un índice de edificabilidad, que serán los m2 que permitirán construir. En mi lugar de residencia actual, se permite muchos m2 que no se computan como edificabilidad: plantas semisótanos totalmente aéreos, como primeras plantas, que no computan, plantas bajo cubierta con más de 4m de altura que no computan.

En mi caso particular se trata de una parcela de 443m, con edificabilidad 35%,maximo de construcción y computable 155m2. Se han construido 342m2, más del doble. Pero claro no se computa sótano de 101m2, totalmente aéreo, con puerta y ventanas, ni buhardilla de 75m2, con una altura de 4,20m.

Me pregunto ¿no existe un marco normativo común para todos los municipios?, puesto que cada vivienda debe pagar sus impuestos en relación a los m2 construidos. Entiendo que pueda haber especificidad de algunos lugares muy justificadas. Pero las normas cambian a tan sólo cinco kilómetros, con el municipio colindante. Me pregunto ¿todos los ciudadanos no tenemos los mismos deberes contributivos?.

Pido a los responsables del gobierno municipal, autonómico y estatal que intervengan en la normativa ¿construya qué y cómo quiera?. Esta “barra libre” conlleva la desigualdad contributiva, a algunos que se beneficien de ello y a enormes y desproporcionadas construcciones que impiden algunos no podamos ver el cielo azul.

Ángela Gil, vecina de Moraleja de Enmedio

Nueva gasolinera en Fuenlabrada