Barcelona albergará la final de la Copa del Rey pese a las insistencias de ambos clubes con Madrid

51
Camp Nou | Foto : fcbarcelona.es

26/03/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

La sede que finalmente albergará la final de la Copa del Rey este año será Barcelona. Tras la votación, que tuvo lugar ayer y en la que se desecharon las opciones de Sevilla y Valencia, Barcelona se impuso a Bilbao por 26 votos a 17. En ningún momento Madrid fue una opción en la votación, después de toda la campaña mediática que habían llevado a cabo ambos clubes, sobre todo el F.C. Barcelona.

Después de que Sevilla fuese descartada por la alta ocupación hotelera en esas fechas y de que Valencia también cayese como opción por el mal recuerdo culé en las últimas finales allí, ganó la opción que favorece más al espectador. Y es que el Camp Nou de Barcelona es el estadio con mayor capacidad del país.

En Madrid parecía no quererse una más que posible pitada al himno nacional y menos aún una posible victoria azulgrana en el feudo blanco. En su derecho estaba de no ofrecer su campo. Hasta aquí todo bien.

Remontémonos un poco atrás. Y es que, desde que se supo que ambos clubes jugarían la final, han sido numerosas las manifestaciones públicas de ambos presidentes sobre su deseo de jugar la final en Madrid, más concretamente en el Santiago Bernabeu. Según decían por su gran capacidad y por tratarse de un terreno neutral. La última de estas manifestaciones públicas fue el pasado domingo, día en que se jugaba el Clásico de nuestro fútbol, por parte de Josep María Bartomeu. Cada uno que valore lo adecuado de unas confesiones sobre conversaciones privadas con el otro presidente en discordia, Florentino Pérez.

Esta incesante campaña mediática  por meter presión al presidente blanco no ha cesado hasta después de la misma elección de la sede. Y es que Joan Gaspart, todo lo objetivo e imparcial que pueda ser un ex presidente del club azulgrana y ahora vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol, salía ante los medios tras la votación, a hablar sobre la que en ningún momento fue opción para la final en la votación.

Tras la citada votación en la que miembros de ambos clubes estuvieron presentes, Gaspart declaraba ante los medios: “la pena es que no se pueda jugar donde los dos clubes habían decidido, que era Madrid”. El ex presidente azulgrana, además, añadía que “lo que me sabe mal es por los empresarios de hostelería de Madrid” en referencia a los “20 o 30 kilos” que dice que ingresaría la ciudad condal. Una curiosa preocupación por los hosteleros madrileños que Joan Gaspart, presidente también del Consorcio de Turismo en Barcelona, creyó necesario manifestar.

Después de la elección al menos Florentino Pérez podrá descansar más tranquilo. Ahora sólo cabe disfrutar del espectáculo que puedan ofrecer ambos equipos sobre el terreno de juego. Los 22 futbolistas que salgan al campo el próximo día de la final de Copa no pondrán seguro tantas trabas a salir al césped del Camp Nou como los propios directivos de ambos clubes han puesto.

Publicidadbanner-Montakit-750