Arquitectura madrileña – Radiografía

Abarca una parte relevante de la arquitectura española, además de reflejar aspectos importantes de su evolución. Comenzó a cobrar carácter propio durante el siglo XV, con el inicio de la ciudad como entidad propia. Anteriormente, Madrid se componía de una arquitectura muy parecida a la de casi cualquier poblado defensivo del famoso periodo medieval de Castilla.

En Octubre se celebra la Semana de la Arquitectura en el municipio. Supone una oportunidad única para visitar y conocer algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad española. Destacan las visitas guiadas que nos permiten recorrer el interior de construcciones que habitualmente no se encuentran accesibles al público.

Madrid se caracteriza por su extensa oferta de calidad en esta parcela si nos referimos también a la contratación, tanto en la capital como en localidades colindantes. El ciudadano tiene la posibilidad de ponerse en contacto con expertos de talla internacional, y formados concienzudamente en la prestigiosa universidad española.

Entre estos edificios no tan frecuentados por la población, destacamos algunos:

– Sociedad General de Autores: resalta la fachada modernista del Palacio Longoria, si bien lo más llamativo se encuentra en su interior, con elementos como su inmensa escalera o las galerías que rodean el jardín.

– Sede de la Delegación de Gobierno: el Palacio de Borghetto, edificado inicialmente como residencia familiar (1913), fue posteriormente la Embajada de Japón, para convertirse en sede oficial del gobierno desde 1986.

– Campus Repsol: es el único campus empresarial ubicado en pleno centro, y cuenta con un proyecto pionero en materia de accesibilidad y sostenibilidad (de hecho, obtuvo la certificación LEED Platino en 2013).

– Instituto Cervantes: destacan las cuatro cariátides que flanquean la entrada principal. Originalmente se llamaba Banco Español del Río de la Plata (1918), pero pasó a llamarse Edificio de las Cariátides. Desde 2006 es la sede de este Instituto.

– Matadero de Madrid: a partir de 2005 se le dotó de un uso casi exclusivamente ligado a fines culturales. Hoy, son un grupo de edificios peculiares que sobresalen por su calidad urbana y magnitud de sus dimensiones.

– Cuartel de Conde Duque: edificio barroco de 1717. Antiguamente albergó un cuartel de la Guardia de Corps. Después, renacería para el uso civil, y se consolidó como un imponente centro cultural. De gran ayuda resultó la necesaria rehabilitación llevada a cabo en 2006 por Carlos de Riaño, incluida la de su llamativo sótano.

banner-Montakit-750

Noticias Relacionadas

Iniciar comentario