Aguado: “La evolución de Ciudadanos en Madrid ha sido estratosférica”

La agrupación de Ciudadanos en Madrid alcanza los 6.000 afiliados, convirtiéndose en la más grande de España.

676
Ignacio Aguado junto a Ángel Gabilondo y Cristina Cifuentes
Publicidad

Los concejales que están dejando el partido pero no el acta: “Mejor que se vayan porque si son así no nos interesan”, ha afirmado Aguado.

Ciudadanos ha alcanzado en la Comunidad de Madrid más de 6.000 afiliados, convirtiéndose en la agrupación más grande de toda España, según ha explicado el líder de la formación naranja en Madrid, Ignacio Aguado, quien ha destacado que la evolución del partido en la región ha sido “estratosférica”.

Aguado recuerda que se afilió en 2013 en Ciudadanos y eran 30 en toda en la Comunidad. No tenían ni sede, por lo que carecían de sitio parar reunirse. “Lo hacíamos en una cafetería”, ha detallado Aguado, para explicar que a partir de entonces, el partido empezó a “crecer de una forma espectacular”.

Primero fueron las elecciones europeas de 2014, donde Madrid “empezó a ayudar” para sacar finalmente dos europarlamentarios. “Y siguió creciendo hasta llegar a día de hoy, que tenemos 17 diputados autonómicos, que son decisivos en la Comunidad porque condicionan cada euro de los presupuestos” y presencia en más de 40 ayuntamientos.

Ahora el partido en la Comunidad cuenta con más de 6.000 afiliados y “el crecimiento sigue siendo muy bueno”, ha dicho. Son gente “que venía con mucha ilusión y experiencia” en la sociedad civil, y que ahora están acumulando experiencia pero “política” de cara a dar el “salto en 2019 a los gobiernos”.

A Ciudadanos, según ha explicado, vienen de todos los “espectros ideológicos”, ha llegado gente “descontenta” del PP y del PSOE, pero también gente que viene de la abstención, y eso, ha dicho, les hace ser un partido con gente “crítica porque vienen desengañados de otras formaciones políticas”. “Nosotros mismos en etapas anteriores hemos votado a otros y vienes desengañado de la vieja política”, ha apuntado.

Por eso, están creando un grupo de afiliados “muy críticos que quieren una generación real que no se conforman con los mensajes enlatados y vacíos”. “Eso nos hace tener un listón de exigencia muy alto por parte de las bases y por nosotros mismos, porque venimos desengañados”, ha reiterado.

Aguado ha recordado que han dejado la “comodidad del anonimato”, de “trabajar en una empresa, tener un horario y ver a tu familia, a trabajar en política, a sacrificar muchas cosas para cambiar lo que está pasando en la Comunidad, para arrimar el hombro y contribuir a que las cosas mejoren”.

“Cs es un proyecto mayoritario en España, la gente que cree en la libertad económica y el progreso social somos mayoría en España, lo que hace falta es convencer a los ciudadanos de que es un proyecto mayoritario, tenemos que ser capaces de comunicarlo y que la gente lo entienda y ganaremos”, ha añadido.

Sobre las bajas en el partido

En este sentido, se ha referido a las bajas que ha sufrido el partido en términos generales en los últimos meses, y ha dicho que cree que la gente “que no esté cómoda en Cs, tiene las puertas abiertas para marcharse y lo lógico, sensato y leal es entregar el acta de diputado o concejal que te otorgó el partido y que tiene como consecuencia de defender unas ideas y pertenecer a unas siglas”.

“Si ya no crees en esas ideas, que es legítimo, porque puedas haber perdido la ilusión o cualquier otra circunstancia, lo lógico es que entregues el acta”, entiende Aguado, que considera “desleal” e “impropio” de una “persona que dice venir a regenerar la política el quedarse con el acta y pasarse al grupo de no adscritos”.

“Lo que hacemos es pedírselo (el acta) porque es lo sensato, es una cosa natural que sucede en todos los partidos políticos, que se decide abandonar y no pasa nada pero cuando se quedan con el acta es un problema porque dejan de representar a los vecinos y se representan a ellos mismos”, considera Aguado.

Por todo ello, entiende el portavoz parlamentario en Madrid que es “positivo” que se vayan “porque si son así y se comportan de esta manera” no les interesan que estén en el partido. La parte negativa es que pierden “fuerza” en los municipios, ha reconocido.

Perder la alcaldía de Valdemoro

Aguado también se ha referido a la situación en Valdemoro, donde Ciudadanos ha dejado de tener la Alcaldía hace una semana. “Supone una constatación de que la vieja política cuando pone la maquinaria en marcha consigue lo que busca”, ha considerado.

“Vemos que el PSOE se ha podemizado en la Comunidad a pasos agigantados, que el discurso de Pedro Sánchez virando hacia el populismo ha calado en la Comunidad y ahí tenemos los datos”, ha dicho Aguado, que cree “humildemente” que Ciudadanos estaba haciendo una “buena labor” en Valdemoro, donde habían heredado un “gobierno absolutamente quebrado”, el “epicentro de la Púnica”.

“Hemos reducido la deuda 9 millones y hemos puesto orden de facturas que no se pagaban, pero la oposición era vieja política en estado puro y han bloqueado todo lo que han podido pensando en sus intereses para apartar a Ciudadanos sin ningún tipo de proyecto ni alternativa”. “Me pregunto cómo van a gobernar”, ha añadido, para concluir señalando que ellos seguirán trabajando desde la oposición, poniendo “los intereses de los vecinos por encima de los partidos y la silla”.

Publicidadbanner-Montakit-750